El registro en la vivienda de los detenidos por el doble homicidio de Susqueda terminó de madrugada