Ni los Reyes Magos se librarán esta Navidad del impacto del coronavirus