Los Servicios Sociales asumen la tutela del bebé que tuvo la niña de 12 años de Cantabria