Los miembros de la fiesta rave ilegal sin medidas anticovid que lleva desde Nochevieja empiezan a irse a casa