Los 'tiqueteros' de Magaluf organizan peleas salvajes para repartirse las zonas turísticas