Desnuda, tirada en el suelo y con el ojo morado: así agonizó la víctima de Viladecans mientras su pareja la dejaba morir