Varias universidades de Barcelona y Girona adaptan sus planes de estudio a las movilizaciones por el Procès