Los vecinos defienden a unos okupas que desalojó la policía