Los vecinos del edificio afectado por el incendio en Barcelona recogen sus pertenencias