La víctima de la presunta violación de Barcelona denuncia que no era la primera vez que la agredían