Mentiras, deudas, violencia: el perfil del Rey del Cachopo que pasó del éxito a la detención