El 70% de las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas no presentan denuncia previa