La vuelta al cole cuesta a los padres de media 500 euros