El youtuber que dio galletas con dentífrico a un mendigo se enfrenta a 2 años de cárcel