El hombre que dijo 'no' a Mark Zuckerberg admite que cometió un error de 400 millones