Enganchados a Internet; durante nuestra vida pasamos más de 28 años delante de una pantalla