El rey asiste en Las Ventas al primer festejo de San Isidro