Isa y Asraf tienen una bronca monumental y acaban reconciliándose en un ardiente encuentro en el baño