Antes de probarte la faja nunca está de más un riquísimo Tigretón