César Cadaval cuenta la amarga experiencia del puñetazo que recibió de un futbolista del Sevilla