Miquel Iceta: “A mí, cuando me llaman maricón, ya respondo, ¡sí!”