Bertín no podía despedirse de Tamara sin preguntar: ¿Cuántos baños tiene esta casa?