Padilla, en ‘Mi casa es la tuya’: “La cara de mis padres tras la cornada era un maldito espejo”