Revilla enseña a Bertín la espectacular Cueva de El Soplao y… ¡el 'pene cántabro'!