José Bono conserva en su casa el escaño en el que vivió el 23-F