Mugello se tiñe de amarillo en honor a Valentino: ¡Vaya locura en las gradas!