El portero de El Salvador libró a los suyos de una goleada