Fran y un frenético final que le hace perder el rosco