Mila, a Karmele: "Profesionalmente estabas muerta, pero personalmente más todavía"