Tras un tenso enfrentamiento con su hijo, Kiko Matamoros abandona el plató