Juan Miguel narra la visita de Jesucristo a su casa y presume de tener una foto de él