Mónica Pont se ha reecontrado con su hijo después de cuatro meses sin verse: "Nos fundimos en un abrazo que duró minutos”