Solo unos pocos compañeros felicitan a Cristina por su salvación y ella advierte: "He dicho que no me iba a mojar, pero voy a seguir igual"