El acercamiento entre Lola y Gianmarco Onestini: abrazos en la playa y noches de estrellas fugaces