Tom y Olga flipan con su brutal cambio físico: “La sensación final es felicidad”