Carmen Montoya perdió la voz con 15 años: “La actuación se la dedico a Dios porque sé que ha hecho un milagro en mí”