Carlos, Mónica y Miriam también estallaron en 2016 y la cosa no terminó nada bien