Aída
pixel

Guión íntegro del capítulo 90 de 'Aída'

"La familia mata"

AÍDA muy arrepentida, habla con LORENA, sin parar de dar vueltas de un lado a otro.

AÍDA: ¿Pero qué he hecho? ¡Que la he mandado con un maltratador! Ay, ¿¡pero cómo he sido capaz de echar a mi propia hija de casa?!

LORENA: Pues no sé, pero es la segunda vez que lo haces.

AÍDA: ¡ Dios, es verdad! Pero Lore, que yo no sabía que el marido de Soraya le pegaba...

LUISMA en pijama sale al salón, coge unas galletas y las mira, AÍDA disimula pillada.

AÍDA: eh... le pegaba, le pegaba... que hacían tan buena pareja. (Luisma se va. Se hunde) Dios, Lorena, que ese cabrón la estará esperando, que lleva cinco días sin pasar por su casa. Pero ¿qué clase de madre soy?

AÍDA se derrumba sobre el sofá. LORENA tocada, se sienta con ella para consolarla.

LORENA: Venga mama, no es momento de lamentarse, ahora hay que ir a buscarla y seguro que si le pides disculpas...

AÍDA: ¿Disculpas yo? ¡De eso nada, será ella la que...! (Se corta. Cambia) Joer, pero ¿qué estoy diciendo? Tienes razón. Si hay algo que pueda hacer para impedir que ese malnacido le ponga la mano encima a mi hija, lo haré.

AÍDA decidida se levanta, coge su bolso y se dirige a la puerta. LORENA la para.

AÍDA: ¿Pero dónde vas? (Le mira)

LORENA: Contigo. Y éste también se viene, por si acaso...

LORENA coge rodillo. LUISMA sale con galletas y se sirve leche. LORENA pillada

LORENA: Eh, por si acaso... hay que amasar unas pizzas, que nunca se sabe. Luisma, si mañana no hemos vuelto llama a la policía, ¿vale? (Se van)

LUISMA: BAR REINOLS (Quita tapones) ¡¿Cómo?! ¡Joer, en esta casa no hay quien duerma, y encima se dejan las luces encendidas! (Cae) Ah, no, que es de día...
 

MACHUPICHU seca vasos apesadumbrado. MAURICIO le ve y se acerca harto.

MAURICIO: Joder Machupichu, alegra esa cara, que no sé qué te pasa, que llevas unos días... Venga anímate, imagina que estás en tu país, con tu gente y acabáis de cazar un misionero.

MACHUPICHU se va tristón. Entra TONY lloroso. MAURICIO flipa.

TONY: Maurice, qué disgusto, estoy a puntito de sufrir un heart attack. ¡Qué desgracia, qué desgracia!

MAURICIO: Joer Tony, no te puedes poner así cada vez que te pruebas la ropa del verano anterior.

TONY: Uy, calla, ni me atrevo. Es otra cosa, se ha muerto Arcadio, el tío del pueblo. (Llora) ¡Pobre!

MAURICIO: ¿Que se ha muerto Arcadio? ¡Ay, qué disgusto! ¿Y qué fue, ayer?

TONY: No, hace quince días. Pero como su casa es tan grande no había forma de saber de dónde venía el olor. Su mujer tiene que estar descompuesta.

MAURICIO: Sí, sobre todo porque murió hace dos años. ¿No te acuerdas que se empotró con el Mercedes? La que tiene que estar sufriendo es su hermana.

TONY: ¿Su hermana? Si no se hablaban, que cuando fue a botar su yate le tiró la botella de champán a ella.

MAURICIO: Joer, entonces murió solo. Si al menos fuera época de vendimia habrían estado con él sus cien marroquíes. (Cae) Bueno, casi mejor así...

TONY: Dios, nosotros éramos su única familia y no hemos estado con él. ¿Qué clase de personas somos? Somos... somos...

MAURICIO: (Cae) ¡¡Ricos!! ¡¡Ricos!! ¡¡Somos ricos!! ¡Somos sus únicos herederos!
 
TONY corretea de un lado a otro del bar gritando. MAURICIO hace el tiriri.

TONY: ¡My god, es verdad! ¡Money, money, money!

MAURICIO: Di que sí, ¡a partir de ahora a vivir como reyes! Machu, ¡una ronda para todos... (bar ovaciona) los que se apelliden Colmenero! (bar lamenta) 
 
EN LA CALLE

PAZ pasea y flipa al ver a FIDEL sacudiendo violento un felpudo contra el árbol.

PAZ: Eh... Fidel, perdona, ¿pero qué estás intentando sacudir: el felpudo o el árbol? (Pasa) ¿Fidel? ¡Fidel, para, que ya has tirado dos nidos!

FIDEL: ¿Eh?... Perdona, Jonathan. (Cae) Digo... Paz, pero es que no me quito a Jonathan de la cabeza. Está tirando su vida por la borda. (Flipa) ¡Se ha echado novia!

PAZ: ¿Otra vez? ¡Pero si acababa de dejarlo con Valentina! Si es que en el fondo es un romanticón... ya los veo dando paseos... cogidito de la mano... ¿Y cómo se llama la niña de sus ojos?

FIDEL: Putrefacción.

PAZ: (Flipa) Joer Fidel, vale que estés celoso, pero cada vez eres más cruel con los apodos.

FIDEL: Que no, que se llama así. Es que es gótica. ¡Y no le hace bien! Le está lavando el cerebro. En serio, ya no es él, yo ya no le reconozco.

PAZ: Venga, no exageres, como mucho estará un poco más tierno, más dulce, más... ¿¡muerto!?

Aparece JONATHAN, vestido como Pando en sus tiempos: Levita larga y cara blanca.

JONATHAN: Oye, ¿puedo pasar la mañana en tu tienda? Es que aquí da mucho el sol. ¡Y lo odio, lo odio!

FIDEL: ¿Lo ves, Paz? Jonathan, yo siempre he dicho que la sombra de ojos te iba a quedar genial, pero es ridículo que te comportes así.

JONATHAN: Ridículos sois vosotros, que dormís de noche. Sólo la sangre y la muerte nos pueden sacar de esta pocilga llamada vida. Y no lo digo yo, lo dice PrincipedelasTinieblas87 en el foro gótico.

PAZ: Hola. ¿Dónde está el Jonathan que pasaba la tarde tirando piedras a los gatos? Joer, que no hay que volverse igual que tu pareja para gustarle. (Piensa) Afortunadamente para mí.

JONATHAN: ¡Putrefacción me avisó de que no me ibais a entender! Mejor me voy, que hoy hacemos una semana y no sé dónde comprarle un murciélago.

PAZ y FIDEL flipan. JONATHAN se va cruzándose con BARAJAS y LUISMA.

LUISMA: ¡Hostia, qué guapo, veo en blanco y negro!

CHEMA sale de la tienda y les sale al paso.

CHEMA: Hombre, por fin os encuentro...

BARAJAS: ¡Tch! No te confundas que nosotros no hemos robado ningún Tigretón. Por cierto, ¿te quedan? ¿Vas a estar mucho rato aquí fuera?

CHEMA: Que no es eso, que me han cogido en Fundación Hombre, la asociación de drogadictos.

LUISMA: Joer, pues nadie lo diría viéndote tan tranquilo. Cuando me cogieron a mí estaba atado a una camilla y echaba espuma por la boca.

CHEMA: No... pero es que yo voy como colaborador. ¿Te apetecería acompañarme?

BARAJAS: (Piensa) Lo siento Chema, pero cuando salí de allí juré que no iba a volver. Y ya rompí mi promesa porque me dejé los calcetines.

CHEMA: Perdona, pero hablaba con Luisma. (A Luisma) A los drogadictos les vendrá bien ver a alguien como ellos, que salió de las drogas y ha llegado a ser... (Piensa) Bueno, que sigue vivo. ¿Qué me dices? ¿Te gustaría venir como monitor?
 
LUISMA: Monitor ¿eh? Con lo que me gusta a mí mi tele

CHEMA: Que no, me refiero a que les ayudes, les cuentes tu experiencia... Vamos, que les des una charla.

LUISMA: Mm... una charla ¿eh? Con lo que me gusta a mí dar charla... ¡Allí estaré! Pero me tienes que decir cómo llegar, que siempre que iba me llevaban en ambulancia.

BARAJAS: Un momento, ¿y yo qué? ¿Qué pasa, que te crees de que yo no puedo de hablar bien?

CHEMA: (Falso) Nooo. Dios me libre de pensar eso. Pero como hace treinta segundos me has dicho que no querías volver allí nunca más, he pensado que no querías volver allí. (Pausa) Nunca más.

CHEMA se mete en la tienda.

LUISMA: Oye Barajas, no te piques ¿eh? Que Chema te podía haber cogido igual a ti, pero claro, yo sé hablar, no soy tan feo y cuando abro la boca no se me mueven tres dientes. (Se va)

BARAJAS: ¡Sólo se me mueven dos, ¿vale?! ¡Que uno se me cayó el mes pasado! ¡Y ya veremos quién da esa charla y...! (Se toca dientes con lengua) Hala, ya se me ha caído otro...
 
EN EL DESCANSILLO

DÍA 1. TARDE.

LORENA y AÍDA llaman insistentes al timbre, y aporrean la puerta. No abren.

LORENA: ¡Soraya, abree...! Uf, aquí no hay nadie, mama.

AÍDA: Mira, yo no me voy hasta que no nos llevemos a Soraya. (Golpea) ¡Abre de una vez! ¡¿Qué, qué pasa?! ¡Ahora ya no eres tan duro, ¿no?!

Abre un ANCIANO cagado, en bata de cuadros y tacataca. Niega. AÍDA flipa.

LORENA: Joder, ¿y este tío puede a Soraya?

Abren la puerta de atrás. Es ÁNGEL, con pinta de bueno: AÍDA y LORENA se giran.

ÁNGEL: ¿Qué pasa? (Flipadísimo) Pero... ¿Aída? ¿Lorena? (Señala) ¿Tenéis algún problema con mi vecino?

AÍDA: Mira, no quiero líos contigo, así que te lo diré de buenas maneras: ¡¡¿Dónde está Soraya?!!

ÁNGEL: Eso quisiera saber yo. Se fue hace cinco días sin dar explicaciones. Me tiene muy preocupado.

AÍDA: Ya claro, preocupadísimo. Lorena, vete a mirar si está dentro. (Lorena entra) Y tú, no te hagas el bueno, que te tengo calado.

ÁNGEL: Oye, vale que hayamos discutido, pero eso pasa en todas las parejas. Yo la quiero, la quiero con locura. Lo único que me importa es que vuelva.

AÍDA: Pues lo siento, pero no la vas a volver a ver en tu vida.

ÁNGEL: ¿Pero qué dices, Aída? Si es mi mujer y...

AIDA: (Le corta) Que no la vas a ver y punto. Y más te vale no volver a acercarte a mi familia o te aseguro que te vas a arrepentir. 

LORENA sale de la casa de Ángel oyendo este último parlamento.

LORENA: Ni rastro. (Bajito) Y mama, yo no es por picar... pero no cabrearía así a un maltratador.

ÁNGEL: ¿Maltratador? ¡¡Yo no soy ningún maltratador!!

ÁNGEL apoya la mano en la pared junto a la cara de AÍDA, hablándole muy de cerca.

ÁNGEL: Mira, no pienso tolerar que aparezcáis de repente en mi casa para insultarme. Si tenías algún problema con mi familia haber venido antes. Ahora llegas ocho años tarde.

ÁNGEL entra en su casa furioso dando un portazo. LORENA y AÍDA se miran.

AÍDA: Tenemos que ir a buscar a tu hermana ya.

LORENA: Sí, en seguida. En cuanto deje de temblar...

LORENA y AÍDA se marchan. El ANCIANO se despide con la mano tierno.

ANCIANO: ¡Gracias por venir a visitarme!

EN EL BAR REINOLS

DÍA 2. MAÑANA.

Ambiente festivo. En el menú: 'Vivan los nuevos ricos'. MAURICIO con CLIENTES

MAURICIO: ...y aunque ahora vaya a ser inmensamente rico, quiero dejar algo claro: el dinero no me va a cambiar. Así que si alguno me debe pasta, ¿eh, Macario? que sepa que jamás se la perdonaré...

CLIENTES flipan. Llega TONY con el NOTARIO, un señor de traje y con dossier.

TONY: ¡Ciao, Maurice! Mira, este señor tan simpático es el notario. ¿A que no lo parece? Ya se lo he dicho antes, que cómo lo iba a notar-io (cri-cri) Eh... Bueno, que va a explicarnos la herencia.

NOTARIO: Sé que esto es muy duro para ustedes y no es el mejor momento para hablar de esto, pero...
 
MAURICIO: (Le corta) Tiene usted razón. Le quería tanto... Aún recuerdo cuando tenía cinco años y me decía: Mauricio, si algún día me muero y un notario va a tu bar, sécate las lágrimas y pregúntale cuánto dinero vas a cobrar.

NOTARIO: Eh... no se precipiten, lo primero que deben saber es que son...

MAURICIO Y TONY: (Se abrazan y saltan) ¡Ricos! ¡Somos ricos!

NOTARIO: ¿Me quieren escuchar? (Paran) ¿Alguno de los dos está casado? (Niegan) Pues la primera condición para cobrar la herencia es que el heredero esté casado. ¿Qué, ya no saltamos? ¿Ya no estamos tan contentos? Parece que el notario tenía algo importante que decir, ¿no?

TONY y MAURICIO se miran pensativos y en silencio.

MAURICIO: Joder con el tío Arcadio, no puede dejar de tocar los huevos ni después de muerto. Luego se extrañaba de que todos le odiáramos.

TONY: ¡Esto es muy injusto! ¡Yo quería mi money, money! ¿Y ahora qué hacemos, Maurice? ¡Ya no puedo devolver mis Manolo Blanik! 

MAURICIO: Tú no sé, pero si para pillar esa pasta hay que estar casado, yo me caso y a tomar por saco.

Qué asco de trabajo. En fin, aquí les dejo la información. (Tira dossier, se va)

TONY: ¡Ay, Maurice, lo de casarte me parece una idea wonderful! Con lo que lloro en las bodas, imagínate en ésta, que me va a hacer rico. ¡En vez de arroz, tiraré caviar!

MAURICIO: Claro, claro. Yo me busco a alguien que se case conmigo, la aguanto toda la vida y tú te llevas la mitad de la pasta. (Seco) Los cojones. Si me caso yo, la pasta es para mí.

TONY: Oye maricón, no te me pongas flamenco, Que yo también me puedo casar, ¿eh? Que muchos hombres me han ofrecido ya un anillo. Aunque no fuera para la mano.

MAURICIO: Sí, pero para cuando tú encuentres a alguien, yo ya estaré como todos los casados: gastándome el dinero en la triple pe: putas, puros y más putas.
TONY se va digno. MAURICIO se queda resentido. MACHUPICHU al lado.

MAURICIO: Machupichu, ¡que me voy a casar! ¡Y esta vez va en serio, no como con Cristal y con Concha Velasco!

MACHUPICHU: (Triste) ¿Sí? Me alegro por usted. No todos tienen la suerte de encontrar el amor verdadero.

MAURICIO: ¿Amor? ¡No hay tiempo para tonterías! Me vale la primera que pueda decir 'sí quiero'. (Machupichu se va llorando) Joder, para haberse criado entre jabalises, qué sentido es.
 
EN LA MULTI FUNDACIÓN HOMBRE

DÍA 2 MAÑANA.

LUISMA y CHEMA, en un aula. Van entrando YONKIS. LUISMA señala.

LUISMA: Dios, qué recuerdos... Ahí es donde me sentaba cuando me daban los tembleques, en ese baño es donde me intenté esnifar una junta de baldosa, (Chema va a sentarse) y en esta silla es donde vomitaba sangre.

CHEMA: (Se levanta asqueado) Esa parte ya se la saben, Luisma. Igual es mejor centrarse en lo positivo: Cuándo viste que tenías que dejarlo, cómo lo superaste... (A yonkis) Bueno chicos, os dejo con vuestro nuevo monitor. Vuelvo enseguida.

CHEMA se va. LUISMA se queda con los YONKIS, que se sientan y hablan entre sí.

LUISMA: Hola chavales. (Pasan) Hola (Pasan) Un momento (Pasan) Bueno, pues si no me escucháis, me voy a poner un tiro. (Silencio) Gracias. Lo del tiro es mentira, porque soy vuestro nuevo monitor. Mi nombre es Luisma.

LUISMA escribe en la pizarra L - U - H. Piensa. Borra H y pone un 4. Piensa y lo borra.

LUISMA: Da igual. Lo importante es que os ayudaré a salir de las drogas. Porque yo era como vosotros. Qué coño, fui más yonki que todos vosotros juntos. Pero lo dejé y ahora soy notario, ¡y divorciado!

BARAJAS está en la última fila sentado, con gafas. Prácticamente salta de su silla.

BARAJAS: ¡¿Cómo vas a dar clases tú a los drogadictos?! Si organizaste el primer partido de 'Drogas, sí'

LUISMA: Eh... sí, pero oye, noventa minutos sin drogarnos. (Piensa) Bueno, cuarenta y cinco. Y además, ¿tú cómo sabes que...? ¡Un momento!

LUISMA se acerca a BARAJAS y le mira raro. Le quita las gafas y descubre la verdad.

LUISMA: ¡Barajas! ¡Eras tú disfrazado! Lo siento, pero ahora no puedo jugar contigo. Estoy ocupado haciendo que estos despojos vuelvan a parecer humanos.
(A Yonkis) De buen rollo, ¿eh?

BARAJAS:  
LUISMA:
Que no vengo a jugar. Vengo porque tengo tanto derecho como tú a dar esa charla, que salí mucho mejor de las drogas.
¿Pero tú estás tonto? ¿Cómo vas a salir mejor que yo de las drogas? ¡Si tenías las venas del brazo que se podían leer en braile!

BARAJAS: ¡Sí, pero salí sufriendo como un hombre! No como tú, señor (Imita) 'Tengo frío, dame un poquito de metadona'.

LUISMA: ¡Mentira, yo sufrí más, que me perforé tanto el tabique que podía meterme la nariz p´a dentro!

BARAJAS: ¡Eso no es nada! Yo llegué a pesar treinta kilos.

LUISMA: ¡Y yo también, pero vestido!

BARAJAS: ¡Yo un día me levanté de la cama y me caí al suelo!

LUISMA: Pues yo... ¡Aarghhhh!

LUISMA se lanza contra BARAJAS. Se pelean en el suelo. Los YONKIS aplauden. CHEMA pasa por la puerta, los ve y entra alarmado.

CHEMA: ¡¿Pero qué está pasando?! Barajas ¿qué haces aquí? ¿No decías que no querías volver?

BARAJAS: Ya, pero yo llevo toda la vida mirando los periódicos y nunca he encontrado un 'Se busca exyonki'. Y para una vez que encuentro un sitio que necesitan un exyonki, tú me lo quitas. ¡Toda una vida drogándome para nada!

LUISMA: ¡Pues te jodes, que me ha cogido a mí primero!

LUISMA hace gesto de chincha, y BARAJAS le va a volver a dar. CHEMA les separa.

CHEMA: ¡Basta! Si no hay problema. Hacemos dos grupos y os encargáis de uno cada uno. Si ahora que ha terminado la temporada ciclista hay un montón de gente para desintoxicarse. Pero recordad, no se trata de demostrar nada, sino de ayudar, ¿vale?

LUISMA y BARAJAS asienten. CHEMA sale. BARAJAS ríe y hace el 'Ja' de Pacino.

BARAJAS: Ya lo has oído. Se trata de demostrar quién puede curar más yonkis. Y ése voy a ser yo.

LUISMA: ¡Ni de coña! Cuando acabe con mis yonkis van a estar tan curados que se van a poder servir en lonchas.

LUISMA y BARAJAS se miran mal y se van cada uno por su lado.
 
EN LA CALLE.

DÍA 2. TARDE.

FIDEL y PAZ, que lleva una chaqueta de cuero, en el portal. FIDEL mira el reloj.

PAZ: Que sí, Fidel, que no somos nadie para opinar sobre la novia del Jonathan. Con lo que a mí me jode que me llamen 'la sanjacobo' porque voy con el empanado.

FIDEL: Tienes razón. En cuanto baje, le pedimos disculpas. Ay, ¡cuánto tarda! A este paso el Jonathan en vez de gótico va a bajar neoclásico.

JONATHAN sale del portal súper jipi: acampanados, palestino, camperas, colgante de la paz... hace el símbolo de la paz.

JONATHAN: Paz.

PAZ: (Sin entender) ¿Qué?

JONATHAN: No, que paz para todos los hombres, tía.

FIDEL: Pero ¿y esto? ¿y la muerte? y... ¡eso que llevas no es la paz, eso es de un mercedes, ladrón!

JONATHAN: Eh... sí, bueno, ya sabes, vivimos en la aldea global, y... lo que es tuyo es mío y...

PAZ: ¿Y Putrefacción? Qué pasa, ¿lo habéis dejado?

JONATHAN: ¿Qué dices? Lo que pasa es que hemos evolucionado mazo, estamos en armonía con la natura... (Señala abrigo) Ah, ¿no habrán asesinado a un animalito para hacer eso, no?

FIDEL: Pero Jonathan, ¿tú te oyes? No puedes cambiar tu forma de ser por lo que te diga una chica. Y menos por una así, con personalidad múltiple. (No pilla) ¡Que eres su Pulcinella en este teatro del amor! (No pilla) ¡Un calzonazos!

JONATHAN: ¡Pero que yo soy así, que Viento Libre no me influye para nada! Yo creo en el amor y la paz, y al que diga lo contrario le meto un meco.

PAZ: (Flipa) ¿Pero tú te estás oyendo? Que... (cae, señala falsa) Anda, mira, Germán con la PSP.

JONATHAN: ¿Dónde? ¡Para mí, para...! (Cae) Dios, tenéis razón, no puedo cambiar. Se acabó, ¡le voy a dejar bien clarito que aún no ha nacido la chica que le diga al Jonathan lo que tiene que hacer!

EUGENIA: ¡¡Jonathan, ¿traes los curasanes o qué?!!

JONATHAN: ¡Voy, voy! (Cae) Oye, ella nació antes que yo.

JONATHAN se va corriendo, FIDEL y PAZ flipan y niegan. 
 
EN EL BAR REINOLS

DÍA 2. TARDE.

MACHUPICHU barre triste. TONY, en una mesa, cuelga y tacha en una agenda gorda.

TONY: y Alex también dice que no. ¡Oh, my God! Todos manifestándose por las bodas gay, ¡y ahora nadie se quiere casar! Que llevo ya ochenta y siete... (Mauricio sale) invitados a mi boda. Ay Maurice, me pillas de preparativos.

MAURICIO: Pues prepárate para perder, que tengo más tías esperándome que la consulta del ginecólogo.

TONY: Por favor, Maurice, ¡si a ti no te querrían ni de saldo! Pero tú tranquilo, que yo te pongo en la mesa de los solteros, con los niños y la tía del ojo de cristal.

MAURICIO: ¡Me cagüen...! Pues a lo mejor el que viene a mi boda eres tú, porque yo me voy a casar con la primera mujer que entre.

Entra AÍDA nerviosa. MAURICIO pone cara de 'También es mala suerte'.

AÍDA: Mauricio, ¿has visto a Soraya?

MAURICIO: No. ¿Te quieres casar conmigo? (Aída flipa y niega) ¿Y tu hija la nueva? (Aída se va)  Bueno, pues habrá que seguir intentándolo.

EN LA CALLE

DÍA 2. TARDE.

TONY en el banco con LUISMA.

LUISMA: Hombre Tony, mentiría si te dijese que no me he imaginado casado contigo, pero prefiero a alguien con más... con menos... sin pene. Además, que no sé si Paz se lo tomaría muy bien. Y ya sabes el pronto que tiene.

EN EL BAR REINOLS

DÍA 2. TARDE.

PAZ le da una bofetada a MAURICIO en la cara

PAZ: No, no pienso casarme contigo. Y como me vuelvas a tocar una teta, eres hombre muerto.

EN LA CALLE

DÍA 2. TARDE.

TONY habla con FIDEL.

FIDEL: ¡Ay, casarme sería genial! (Tony ilusionado) Salvo por el detalle de que soy menor de edad, no me gustas y preferiría que me mondasen un testículo antes de tener de cuñado a Mauricio.

EN EL BAR REINOLS

DÍA 2. TARDE.

EUGENIA en la barra, MAURICIO le sirve una caña sonriente.

EUGENIA: ¿Casarme por dinero? ¿Quién te crees que soy, una fulana? Ahora, si me dices por una casa...

MAURICIO niega.

DÍA 2. TARDE.

CHEMA camina hacia la tienda, TONY le sigue suplicando.

CHEMA: A ver, yo te agradezco que estés dispuesto a ponerte pechos por mí, pero sigo pensando que no sería como estar con una mujer.

CHEMA se va. EUGENIA sale del bar. TONY la intercepta y se le tira a los pies.

TONY: Eugenia, ¡cásese conmigo! Ya no sé a quién más pedírselo. Hasta lo he pedido a gritos en el cuarto oscuro, pero me han tapado la boca rápido. Por favor, haré lo que sea, ¡lo que sea!

DÍA 2. TARDE.

MAURICIO habla con una SEÑORA trajeada, que no está muy convencida.

MAURICIO: Entonces usted consigue todo para bodas, ¿no? Pues quiero un banquete, una tarta y una novia. Oiga, no ponga esa cara, que me vale usted misma. Bueno, si tiene alguna sin el culo gordo, mejor. (Huye) ¿Pero qué he dicho?

MAURICIO de bajón. Entra TONY seguido por EUGENIA.

TONY: ¡Maurice, organiza mi ajuar! ¡I´m getting married! ¡Y prepárate porque vas a ver a la novia más hermosa! (se contonea)

MAURICIO: ¡¿Cómo, te casas?! ¡¿Tú?! ¡¿Con quién?!

EUGENIA: ¿Estás sordo? ¡Ha dicho novia hermosa! Aprende de Tony, él sí sabe cómo seducir a una dama: regalándole su cariño, su respeto y una casa. (Salen)

MAURICIO: Joer Machupichu, que me quedo sin el dinero. (Machu pasa) ¡Pero hazme caso! Que te estoy abriendo mi corazón. ¡Necesito una mujer!

MACHUPICHU: Olvide a las mujeres. Son todas unas mecas. (Le mira) Unas barbachas. (Le mira) ¡Unas putas!

MAURICIO: Claro, unas putas, ¡eso es lo que necesito!

MACHUPICHU flipa, MAURICIO se va revolviéndole el pelo cariñoso.

MACHUPICHU: Joer, qué vicio, ya ni espera a cerrar el bar.

EN CASA DE AÍDA

DÍA 2. TARDE.

Vuelven AÍDA y LORENA a casa derrotadas. Van hablando hasta que AÍDA se sienta.

AÍDA: Todo un día buscando en hospitales, albergues, comisarías para nada... Y encima me han hecho pagar una multa por tener el DNI caducado.

LORENA: Bueno, sabemos una cosa: está en un sitio sin internet porque al messenger no se ha conectado

AÍDA: Pues yo no me voy a dar por vencida. Seguiré buscándola. Lo que está claro es que quedándome en casa no la voy a encontrar.

AIDA se va a ir, abre la puerta. En el hall está SORAYA, acojonadilla. Flipan.

SORAYA: Hola.

AÍDA: Hola... (Cae) ¡¿Soraya, estás aquí?! (La abraza) Hija mía, ¿estás bien? (La zarandea cabreada) ¡¿Pero cómo te vas sin decir nada?!

SORAYA: Porque me echaste de casa.

AÍDA: Pero eso fue porque... Bueno, mira, ahora da igual. ¿Dónde has estado, hija mía?

SORAYA: En una pensión.

AÍDA: (Flipada) ¿Cómo, pensión? Pero si no tenías un duro. ¿De dónde has sacado el dinero?

SORAYA: Como a los quince, de tu bolso.

AÍDA: (Se cabrea) ¿Que me has robado? ¡Serás...!

LORENA: Eh... Mama, recuerda: Quieres que se quede.

AÍDA: Vale, vale. Soraya, yo... quería disculparme. Lo siento mucho, no sabía dónde te estaba mandando, ni por lo que habías pasado...

SORAYA:  (Flipa) ¿Entonces ya sabes que Ángel...?

AÍDA: Sí, lo sé. ¿Pero cómo no has venido antes, hija?

SORAYA: Porque volver era admitir que me había equivocado. Además, después de tanto tiempo, ¿quién me decía a mí que ibas a aceptarme? Me pareció más fácil quedarme y conformarme con que mi hija no se enterase de que...

AÍDA JR (OFF): ¿De qué?

Es AÍDA Jr, que les mira extrañada con una tableta. AÍDA y SORAYA se recomponen.

SORAYA: De nada. De... De que... de tus dientes, que son de leche, y... que te van a salir otros.

AÍDA JR: Mis dientes no son de leche. Son de chocolate.

AÍDA JR muestra dientes manchados de comer kilos de chocolate

LORENA: Eh... Aidita, venga, que no son horas de que estés despierta. Te llevo a la cama. (La va a coger, no puede) Bueno, mejor vamos andando.

AÍDA Jr se va a sobar. LORENA las mira y se va con gesto de resignación y cariño.

AÍDA: Mira, la mejor forma de que tu hija no se entere de que te pegan es que no te peguen. Y para eso tienes que denunciarle.

SORAYA: ¡Otra como la Lore! Pero que no es tan fácil, que si se entera...

AÍDA: Soraya, hazme caso, aunque sólo sea esta vez. Ya no estás sola en manos de ese cabrón, ahora estás con tu familia, con tu madre. Y yo te voy a proteger.

SORAYA mira a AÍDA tocada, frunce el ceño pensativa.

SORAYA: ¿Eso quiere decir que me puedo quedar?

AÍDA: Claro que sí, cariño. (Se abrazan. Cambia) Pero ya sabes que nada de fumar a escondidas en el baño, ¿eh? 

SORAYA pone cara de 'No', pillada. AÍDA sonríe y se abrazan.
 
DÍA 2. TARDE.

LUISMA con su grupo de YONKIS. BARAJAS, que lleva una mochila, con el suyo.

LUISMA: Hombre Barajas, ¿qué tal? Espero que estés listo, porque con el método que he pensado a estos ya no les podrán llamar yonkis de mierda. ¡Les tendrán que llamar sanos de mierda!

BARAJAS: Me limpio el culo con tu método. Ya verás, cuando yo termine con mi grupo, van a estar tan rehabilitados que no se pondrán un chándal ni para hacer deporte.

BARAJAS se va. LUISMA, enrabietado, hace gesto de 'ñiñiñi'. Habla amable

LUISMA: A ver, politoxicómanos, no os diré que las drogas son malas, porque ya sabéis que no, que son muy ricas, y hacen que no te importe que Paz no te quiera, que tu hermana sea alcohólica y que tu madre se parezca a la señora que cazaba fragels.

Los YONKIS murmullan ansiosos.

LUISMA: Y como las drogas molan tanto, lo que tenemos que hacer es pensar en otra cosa, como dibujar. Como no somos muy listos, al dibujar usamos todo el cerebro, y nos olvidamos de las drogas.

LUISMA reparte papeles y témperas a los YONKIS, que dibujan. LUISMA orgulloso.

EN LA MULTI FUNDACIÓN HOMBRE

DÍA 2. TARDE.

Los YONKIS se pelean y gritan '¡Queremos droga!', huelen pinturas...  Todos los papeles tienen dibujos de droga. LUISMA intenta pararlos pero no puede.

LUISMA: ¡Calma, calma! Joer, ¿no podíais dibujar ponys con chaleco, como todo el mundo?

LUISMA intenta separar a dos YONKIS de la ventana. Entra CELADOR y los frenan.

CELADOR: A ver: ¡La hora de la metadonaaaa!

Los YONKIS van saliendo como locos, se empujan ansiosos.

LUISMA: A éste sí le hacéis caso, ¿no? Si es que es imposible, sólo os calmáis con la metadona.

Entra BARAJAS con su grupo de YONKIS, muy tranquilos, y le habla a un YONKI.

BARAJAS: Muchas gracias, pero seguro que tú ya tienes una madre y yo no podría reemplazarla. Y ahora vete con los demás. (Le abraza. Se va) ¿Pero qué ha pasado aquí?

LUISMA: Pues ha pasado que el Chema te ha dado a ti los yonkis buenos y a mí a los arrastrados. Que no hay más que verlos para saber que van a palmar mañana. (A Yonki) De buen rollo, ¿eh?

BARAJAS: Vaya picón... que tus yonkis son peores... ¿cuál va a ser tu próxima excusa? ¿Que mis yonkis son mejores?

LUISMA: ¡Pues claro que lo son! Y si crees que no, nos cambiamos los grupos. Así veremos si es culpa mía o de los yonkis.

BARAJAS queda pensativo, asiente y le da la mano a LUISMA.

EN LA MULTI FUNDACIÓN HOMBRE

DÍA 2. NOCHE.

Los YONKIS se pelean y gritan '¡Queremos droga!..., huelen pintura... Todos los papeles tienen dibujos de droga. LUISMA intenta pararlos pero no puede.

LUISMA: ¡Calma, calma! Joer, ¿no podíais dibujar ponys con chaleco, como todo el mundo?
 
LOS CELADORES los frenan. Entra CHEMA, BARAJAS y sus YONKIS, muy tranquis.

CHEMA: ¡ Luisma! ¿Qué pasa aquí? (Mira) ¡Por Dios! ¿Pero qué has hecho? ¿Les has dado pintura?

LUISMA: Que no, es que... (Acusica) la clase de Barajas es más grande y... ¡a mí me tienes manía!

CHEMA: Mira, yo sólo sé que su grupo ha progresado mucho y hasta le han pedido que participe mañana en la jornada de visita para familiares. Así que lo mejor será que ahora Barajas se encargue de los dos grupos. Lo siento, Luisma.
(...)

LUISMA: ¿Qué has hecho? ¿Cómo están tan tranquilos?

BARAJAS: Les he puesto en lo peor. Les he contado tu vida: cuando te pasaste una semana inconsciente en la línea circular de metro, cuando quisiste vender los riñones de tu padre estando vivo, cuando te intentaste meter un pico soplando por un boli bic... (Ríe, se va)

LUISMA: ¡Será cabrón! ¡Pues yo también puedo acordarme de cosas! (Piensa) ¡Jonathan, tráeme el... (cae) Ostia, la casa está un poco rara hoy, ¿no? (se va).

EN EL BAR REINOLS

DÍA 3. MAÑANA

Un cartel reza 'Vivan los novios', sillas dispuestas para la boda, CAMARERO saca entremeses. EUGENIA sale del baño seguida de AÍDA Jr, que le estira de la ropa.

AÍDA FR: (Muy rápido) Bisabuelita, ¿me cuentas un cuento? Bisabuelita, ¿me compras chuches? Bisabuelita, ¿me cuentas un cuento y me compras chuches? Bisabuelita...

EUGENIA: Esto... dos cositas. Uno, la comida que compro me la como yo. Y dos ¡no me llames bisabuelita, que me hace mayor!

AÍDA JR: ¡Sí, bisabuelita! (Le abraza, Eugenia flipa)

EUGENIA brama y se va a llevar a AÍDA Jr a la calle, pero se cruza con TONY que va de frac con un clavel. MAURICIO sale del despacho, también bien vestido.

TONY: ¡Pero todavía así! Anda a cambiarte al salón. (Se van) Maurice, qué elegante: ni que tuvieras una boda. Ay sí, que tienes ¡la mía! (Ríe) Porque tú no encuentras pareja. ¡Y menos con esos pantalones tan subidos!

MAURICIO: Mira, ahora los tendré subidos, pero hago así (chasquea dedos) y vienen cinco gachís a bajármelos. Que soy Mauricio Colmenero: jentelmán español, don Juan ibérico...

TONY : Ay, no me hagas reír. Si todos sabemos que la única que aceptaría estar contigo es una...

La CHONI, una puta de tres al cuarto se limpia la boca y sale del baño con un TÍO.

CHONI: Perdona que llegue tarde, cari, me había salido un trabajito inesperado. (Ve mancha en escote, coge clavel a Tony, tapa mancha) Ya estoy.

TONY: ¡¿Una pilingui?! ¡Trampa trampa, supertrampa! ¡Tienes que casarte por amor, no por dinero!

EUGENIA entra de novia ajustada y comiendo paté de una lata. Se mancha. Flipan.

EUGENIA: Oye tú, ¿te acuerdas de la casa que me prometiste? Pues quiero ésta. (Señala lata)

CHONI: ¿Una casa? ¿La vieja ésta vale una casa y yo trescientos pavos? Ah, no, yo seré puta, pero tengo mi dignidad. Me voy. Eso sí, me debes un vermú por lo de antes en el despacho. (Se va)

MAURICIO: ¡Pero no te vayas! ¡Que quien dice trescientos dice trescientos diez! Venga, por los viejos tiempos... ¿María? ¿Manoli? ¿Miriam? (Cambia) ¡Mierda!
TONY sonríe y se va. MACHUPICHU pone la novia en la tarta y llora.

MAURICIO: ¡Machupichu, que Tony se va a quedar con la herencia y...! (Pasa. Capón) ¡Que tengo un problema, joer! Que llevas dos semanas ido. Y no te pago para que trabajes ¡te pago para que me escuches!

MACHUPICHU: ¿Eh? Verá divorciado, es que me he licenciado. (cae) Quiero decir, verá licenciado, es que me he divorciado. Mi señora... me dejó por otro.

MAURICIO: Joder. ¡Y yo que creía que era algo grave! ¿Y por eso llevas toda la semana así? Por Dios, que lo peor de eso es que la mujer se queda con la casa y el coche. (Feliz) ¡Y tú no tienes!

MACHUPICHU: (Llora y le abraza) ¡Licenciado, sin mi media guayabita no soy nadie!

MAURICIO: Eh... bueno, hombre, no te pongas así. Seguro que cuando menos lo esperes encuentras otra persona para casarte y... (Bingo) ¡Eeeh...!

MACHUPICHU llora ajeno a la gran idea que ha tenido su jefe.
 
EN LA CALLE

DÍA 3. MAÑANA. EN CONTINUIDAD

En el banco FIDEL (...) al móvil.

FIDEL: ¡Muy bien Jonathan! Dejarla es lo mejor que podías hacer. ¡Me alegro tanto de que vuelvas a ser el de siempre! 

FIDEL sigue hablando por el móvil, va al portal y abre. Se encuentra a JONATHAN de hiphopero.

FIDEL: (Serio) Jonathan García, ¿qué haces así vestido?

JONATHAN: (Se gira) ¿Eh? ¿Fidel? Pues... no, es mi ropa de siempre. Pero yo no sé cómo lava la ropa mi madre, ¡que se le queda toda grande!

PAZ sale del ascensor vestida de boda y les ve.

PAZ: ¿Jonathan? No me puedo creer que sigas con esa loca que no para de cambiar de tribu. ¿Y qué, cómo se llama ahora? ¿Doble J?

JONATHAN: No, 'Em-si' Girl. Doble Jota soy yo, por Jonathan García.

PAZ: Mira, vale que no tengas personalidad, pero piensa en tu bolsillo, que por esa chica estás gastando más dinero en ropa que tu familia en los dos últimos años.

JONATHAN: ¡Me da igual! (Gesticula raper) Cuando una pava te flipa, se te pira la pinza a machete. Si no lo pilláis, os lo diré rimando: ¡Hola! 'Em-si' Girl me mola, oye, ella está en mi bola y... (Se hunde)... si me dice que me vista así, me visto... (Chulo) ¡Uh-ah! ¡Te lo dice doble jota!

JONATHAN cruza los brazos raper y se marcha enfadado. PAZ y FIDEL flipan.

FIDEL: Ay, no es muy hábil rimando, pero se pone tan guapo cuando se enfada...

EN CASA AÍDA.

DÍA 3. TARDE.

AÍDA abre la puerta y entra. La tabla de planchar junto a una cesta con mucha ropa.

AÍDA: ¡Hola familia! ¡Dios, qué día en el curro! No he parado de planchar en toda la tarde, qué ganas tenía de llegar a casa y relajarme.

AÍDA saca camisa de cesta y plancha. Sale JONATHAN del pasillo con ÁNGEL.

JONATHAN: ¡Mama! ¡Mira quién ha venido!

ÁNGEL: (Entra) ¡Hola, suegra!

AÍDA: ¡¿Qué?! ¿Qué haces aquí?

JONATHAN: Qué sorpresa ¿eh? Cuando he abierto no sabía quién era. Iba a robarle la cartera, pero he visto una foto de Soraya y he caído en que era familia.

AÍDA: Vaya, vaya, qué visita tan inesperada. Y yo que pensaba que no te iba a volver a ver en la vida...

ÁNGEL: Hombre, somos familia. (Le pasa brazo) Por cierto, ya me ha dicho Jonathan que habéis tenido más visitas familiares últimamente...

AÍDA: (Se zafa) Eh... sí, sí... si es que a la familia hay que verla. Y cuidarla, ¿eh, Ángel? (Sin mirar) Anda, Jonathan, vete al bar. Y dile a Mauricio que si nos presta el cuchillo jamonero. (Va a hablar) Que vayas he dicho. (Jonathan se va)

ÁNGEL: (Chungo) Bueno, ya estamos solos, así que basta de chorradas: ¿Dónde coño está mi mujer?

AÍDA: No sé. Si fui a verte el otro día es porque yo tampoco tengo ni idea de donde está. Y haz el favor de irte de mi casa, o llamaré a la policía.
Llega SORAYA con un papel y una camiseta con la Torre Eiffel. Sólo ve a AÍDA.

SORAYA: ¡Vengo de la comisaría! ¡Ya he puesto la denuncia a... (Le ve)... ¡¿Ángel?!

ANGEL le mira con odio. SORAYA se queda blanca Portillo. 
 
EN LA MULTI FUNDACIÓN HOMBRE

DÍA 3. TARDE.

BARAJAS y CHEMA charlan. YONKIS a su alrededor. Entra LUISMA a sus espaldas.

CHEMA: Y para esta tarde hay que encargar comida y cervezas, que a lo tonto vienen veinte familias. Eso sí, este año nada de pasta, que la última vez pillé a varios intentando fumarse el orégano.

BARAJAS: Pues no te preocupes, que iré al chino de mi barrio, que es como mi camello: lo tiene todo a precio de costo. (Ve Luisma) ¿Tú qué haces aquí? ¿No les habrás dicho nada a mis yonkis?

LUISMA: Pues no, listo. Sólo he venido a coger las cosas que me dejé. Vosotros a lo vuestro, no tardo nada. ¿El extintor lo teníais o lo traje yo?
BARAJAS y CHEMA pasan. LUISMA coge un extintor, un borrador y una percha.

LUISMA: Hay que ver, sólo he venido una tarde y la de cosas que tengo. No sé cómo me las voy a llevar todas... Tendré que comprarme una mochila como la de Barajas. ¿Podrías pasármela para que la vea, Chema?

CHEMA pasa de LUISMA como quien oye llover. Un YONKI la coge y se la ofrece.

LUISMA: He dicho Chema ¿Tú te llamas Chema? (Yonki asiente) Da igual. No me fío de ti, yonki. Quiero que me la pase Chema el calvo. ¿Puedes pasarme la mochila, Chema el calvo? (Se la da. La tira) ¡Qué tonto! Se me ha caído. ¿Serías tan amable de recogerla, Chema el calvo?

CHEMA: Joer Luisma, ¿no ves que no te va a caber? (Se fija) Además, ¡que eso no es tuyo! ¡Deja de robar! (coge mochila) Ay, se te ha caído una bolsita de... ¡¿droga?!

Los YONKIS se callan y giran la cabeza con los ojos como platos. BARAJAS pillado.

CHEMA: Ahora me explico por qué habían dejado de romper los espejos a cabezazos pidiendo droga. ¡Porque se la dabas tú, Barajas!

LUISMA: Mira que dar drogas a un drogadicto. Eso no tiene nombre. (Cae) Bueno sí, Paco, que es el que me las vendía a mí...

BARAJAS: Pero... Yo no he visto eso en mi vida. Seguro que alguien me lo ha metido en la mochila.

LUISMA: Claro, claro. Las típicas excusas: (Imita) Yo no sabía... me lo han metido en el bolsillo... esta cuchara es 'pa' un yogur.

CHEMA: Dios, y ¿qué hacemos con la jornada de visita? ¿Decirle a los familiares que nuestra terapia es empachar a la gente de drogas?

LUISMA: No, Chema, son familias muy maltratadas por la droga, no lo entenderían. Esto hay que afrontarlo con la verdad por delante. Dices que soy yo el que está en el puesto de Barajas y listo.

BARAJAS: ¡Que no, que no! Que yo lo he hecho bien, de verdad. ¡Que esto no es mío!

CHEMA: Por favor, déjalo ya. A partir de ahora, será Luisma el que se encargue de esto, porque a ti, Barajas, ¡no quiero volver a verte por aquí!

CHEMA y LUISMA se van. BARAJAS jodido, con la bolsita, habla a un YONKI.

BARAJAS: ¿Pero cómo habrá llegado esto aquí? Seguramente lo he comprado sin darme cuenta, porque Luisma tiene razón, no supe salir de las drogas. Ya todo da igual. Pues si sólo valgo para ser drogadicto, ¡seré un drogadicto!

BARAJAS hunde la cara en la bolsa, esnifa y la saca blanca. Telecinco se estremece.

BARAJAS: Ya ni la droga me hace efecto. Me parece harina. Un momento, ¡es que es harina! ¿Pero quién habrá...?

BARAJAS se queda pensativo.

FLASHBACK EN CASA AÍDA

Un calendario con la foto de Julen Guerrero nos descubre que estamos en 1995.

LUISMA y BARAJAS, jovenzuelos y grunges, trapichean con botes de especias.

LUISMA: Que sí, que el tarro de harina es el mejor sitio para esconder la coca, ¡no se distinguen! (Cae) Un momento, igual teníamos que haber quitado antes la harina...
 
LUISMA y BARAJAS miran el bote preocupados.

EN LA MULTI FUNDACIÓN HOMBRE

DÍA 3. TARDE.

BARAJAS con cara de mala hostia. Pasa LUISMA por la puerta y se ríe de él.

BARAJAS: Así que te gusta jugar con drogas... Pues ha llegado el momento de pasar a las drogas duras. (Se acerca yonki y pone mano) ¡Que me dejes, ¿no ves que estoy hablando solo?!

EN EL BAR REINOLS

DÍA 3. TARDE.

CONCEJALES 1 y 2 junto a las mesas. Frente a las sillas, un atril. TONY de novio, se abanica gay y nervioso. EUGENIA entra de novia seguida de AÍDA jr.

EUGENIA: ¿Qué? ya no puedes llamarme bisabuelita ¿eh? Mírame: joven, radiante, y en edad de merecer. (Pasa Tony) Si no, que te lo diga éste por la mañana, cuando no pueda andar (Pellizca culo)

TONY: (Se zafa) ¡Eugenia, deje de pellizcarme! ¡El novio no puede ver a la novia antes de la boda! (Yéndose) Bueno, a usted ni antes ni después.

AÍDA JR: ¿Y te vas a casar con ése... con ésa...? ¿Voy a tener dos bisabuelitas, bisabuelita?

EUGENIA: (Brama) ¡Que no me llames bisabuelita!

MAURICIO, de traje, sale del despacho y es interceptado por TONY, malintencionado.

TONY: Ay, hola, Maurice. Ya le he dicho a mi amigo el concejal que vas a llevar tú las arras (le da), ¡porque son las únicas monedas que vas a ver!

MAURICIO: Joer Antonio, me encanta ver a la gente tan feliz, sobre todo sabiendo que luego les voy a joder la vida. Atento: A esa misma hora voy a estar casándome con...
Entra PAZ, arregladica, recogiéndose los bajos de un vestido clarito. TONY flipa.

TONY: ¡¿Paz?! ¡¿Te vas a casar con Paz?!

PAZ: ¡Y una mierda me voy a casar yo con éste! Vengo de testigo, y ya me da un poco de cosa...
 
Suena marcha nupcial, PAZ sale con MACHUPICHU, de novio con flores tropicales.

TONY: ¡¿Oswaldo?! ¿Te vas a casar con Oswaldo? ¡Trampa, trampa, supertrampa! ¡Pero Maurice, no vale, que el maricón soy yo!

MAURICIO: Sí, el maricón y el panoli, que te casas a las seis y yo... a menos cinco.

MACHUPICHU: Licenciado, es que yo no sé...

MAURICIO: ¡O te casas conmigo o te echo!

MAURICIO coge a CONCEJAL 1 del brazo, y lo lleva al atril. MAURICIO enhebra el brazo de MACHUPICHU y van hacia CONCEJAL 1.

TONY: (Rabioso, a Eugenia) ¡Cari, enhebra! ¡Que tenemos que casarnos antes! ¿Cari?
EUGENIA come canapés. TONY tira del velo y se la lleva. CONCEJAL 1 y 2 se miran.

CONCEJALES 1 Y 2: Señoras, señores, estamos aquí reunidos para...

MACHUPICHU, MAURICIO, EUGENIA y TONY en sus puestos para casarse.

EN CASA DE AÍDA

ÁNGEL flipado, le quita la orden de la mano a SORAYA, y la lee. AÍDA cabreada.

AÍDA: ¡...que te vayas de una vez, Ángel! Que ésta es mi casa y mi hija no quiere estar contigo. Así que ya estás tardando en irte.

ÁNGEL: Vale, sólo una dudita: (A Soraya) O sea que yo llevo ocho años manteniéndote, cinco días buscándote... ¡¿Y tú me denuncias para que me pongan una orden de alejamiento?!

SORAYA: Bueno, eh... sí, es una orden de alejamiento. Pero no significa que no nos podemos ver, ¿eh? Nos podemos ver, pero así, como... de lejos.

ÁNGEL: Mira Soraya, no me vaciles, que...

AÍDA: ¿Que qué? ¿Qué vas a hacer? ¿Pegarle?

ÁNGEL: ¿Pero tú qué les has contado? Da igual, mañana les dices que era una broma y la retiras. Anda, vamos a casa, nos tranquilizamos y hablamos. A ver si así entras en razón.

SORAYA: (Mira a Aída) No. No voy a volver, Ángel.

ÁNGEL: Sí. Sí vas a volver. (La agarra, se resiste)

SORAYA: ¿Ves? Eres un animal. ¡Te he dicho que no, me estás haciendo daño!

ÁNGEL forcejea con SORAYA. Dicen frases como: 'No me toques' 'Déjame' 'Soy tu marido'.

AÍDA trata de interponerse.

AÍDA: ¡Suéltala! ¡Que te ha dicho que no!

ÁNGEL: Tú no te metas. (Empuja a Aída, que cae lejos. A Soraya) Mira, eres mi mujer y vas a volver a casa, aunque tenga que llevarte de los pelos.

ÁNGEL levanta la mano para darle un bofetón a SORAYA. Vemos la violencia en dos sombras junto a AÍDA, que coge la plancha y se abalanza sobre SORAYA y ÁNGEL.

AÍDA: ¡¡Te he dicho que dejes a mi hija!!

En sombras vemos un planchazo, la sombra de ÁNGEL cae y oímos un ruido sordo. La sombra de AÍDA retrocede. La vemos. ÁNGEL en el suelo sangra por la cabeza.

AÍDA: Ay, Dios, que igual lo he matado. (Se acerca, le patea. Espera) Ay, que sí que lo he matado.

AÍDA se queda muerta, como su yerno, y se le cae la plancha de la impresión.

Déjanos tu opinión

Publicidad

App 'La Voz'

¡Descárgate la APP de 'La Voz'!

Los fans de La Voz estamos de enhorabuena porque la APP de La Voz  es gratuita y viene cargada de contenido. ¡Descárgatela ya!

a la carta

Todas las temporadas de Aída, a la carta en mitele.es

Repasa toda la serie, elige qué capítulo quieres ver y entra en mitele.es. Las diez temporadas, a la carta en nuestra plataforma de televisión on line.

Publicidad

¡Ya está a la venta el libro del Luisma!

El Luisma, me parto y me mondo

Por fin en librerías y en mitiendamediaset.es la peculiar y desternillante historia de El Luisma, una de las grandes estrellas actuales de la televisión, con sus teorías locas, sus bromas, sus gags rápidos y el mismo tono de humor de la serie.

Nuevos formatos en mtmad.es

¡Descubre mtmad, el nuevo canal de vídeos sólo para Internet de Mitele!

mtmad.es selecciona el talento que ya triunfa en Internet, crea nuevos influencers y se atreve con una vuelta de tuerca a algunos de los protagonistas de nuestra tele. ¡Descúbrelo!

¡Escúchanos!

Todos los programas de la radio online de Mediaset están en Radioset.es

Universo Iker, MorninGlory, Partido a partido... ¡En directo y en podacast!

'GH' en tus manos

¡Vive el reality con contenidos inéditos!

'La Voz' en tu móvil y tablet

¡Disfruta con contenidos inéditos!

La APP de Mediaset Sport

El deporte, en tu tablet o smartphone.

Descárgate la app de mitele

Series, programas, deporte, en directo...

La app de MotoGP

Carreras, clasificaciones, pilotos...

mostrar

Publicidad