Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lanzan dos pelotas desde el exterior al jardín de la casa

Una de las pelotas parece que hablaba de Frantelecinco.es
Como si de un homenaje a la primera edición de Gran Hermano se tratara, anoche cayeron pelotas de tenis al jardín de la casa. Poco original recurso, aunque es cierto que no se había vuelto a repetir desde entonces, o bien no hemos llegado a enterarnos. En aquel entonces cayó primero una pelota apoyando a Jorge Berrocal y ocho días más tarde otra con múltiples mensajes. En esta segunda habían escrito el resultado de un partido de fútbol, un mensaje de apoyo a Silvia e Israel y sendos mensajes “no tan amables dirigidos a Marina y Vanesa”, como recuerda Gilda Santana en su libro ‘Diez años de Gran Hermano, diario de una guionista’. Al parecer, a Marina la llamaban falsa, y el mensaje que más trascendió, del que se hicieron bromas mil en el programa 'Crónicas Marcianas', fue ese en el que parece ser se podía leer: “Vanesa, cara de caballo”.

La caída de la primera pelota no fue contada por el programa, fundamentalmente para no dar ideas, no fueran a empezar a caer pelotas desde el cielo. La segunda trascendió y creo recordar que instalaron unas redes protegiendo parte del jardín con el fin de evitar nuevos sucesos de este estilo. Anoche volvieron a llover pelotas, aunque en este caso el autor tuvo la torpeza, o tal vez la desfachatez, de publicitar su hazaña en redes sociales. No es otro que el novio de Azahara, ese DJ cuyo nombre omito para no contribuir a hacerle promoción profesional alguna. Si quiere que pase por caja, le puedo facilitar el contacto de nuestros compañeros de Publiespaña. De nada.

No solo lanzaron las pelotas sino que parece ser que también explotaron un fuego de artificio en el cielo de Guadalix de la Sierra, lo cual es toda una metáfora. Falta que otro día alquile una avioneta o construya al lado de la casa un andamiaje y se quede subido al mismo, como hicieron los del programa de TV3 ‘Malalts de tele’ y el cómico Leo Bassi. Por cierto, la avioneta portaba el mensaje ‘Chanquete ha muerto’, como un modo divertido de quebrar la condición de aislamiento que viven los concursantes. De todo lo realizado por el novio de Azahara hay fotos, colgadas por él mismo en Internet, en las que se le ve junto a unos amigos escribiendo en la pelota de tenis o emplazados en las proximidades de la casa, todo ello con nocturnidad. E insisto, con toda la torpeza del mundo.

Nos falta saber lo que decían los mensajes de las pelotas. Esa es la clave, la piedra de roseta que probablemente no llegaremos a descubrir nunca. De momento, en la casa hay orden terminante de no hacer comentario sobre el tema. “Como si no hubiera sucedido”, decía esta madrugada Azahara. Se me antoja que ella es la principal interesada en que esto sea así. En primer lugar, porque si esto no trasciende evitaría que se conociera su errónea decisión de guardarse las pelotas en lugar de entregarlas de inmediato en el ‘confe’. Y en segundo lugar porque ella ya se ha aprovechado de la información que por este medio le ha sido transmitida, que bien pudiera aprovecharla a su favor en el juego, dejando en desventaja al resto de sus compañeros.

Es evidente que Azahara no es responsable de lo que decida hacer su descerebrado compañero sentimental, pero sí es culpable de no haber alertado al programa del tema, pensando que tal vez no se enterarían de que había sucedido. Los concursantes saben que está prohibido tener contacto alguno del exterior, más allá de lo que el propio programa decida. Al recibir sendos mensajes debería haber avisado al programa en lugar de callar, lo cual hizo durante un buen rato, hasta que fue llamada al ‘confe’, momento en el que dejamos de saber lo que pasaba, ocupando nuestras pantallas las dos primas en la radio, extasiadas por la música de Estopa, que lo deben petar en Albacete, por lo que llevamos visto estos últimos años.

Antes de pasar por el ‘confe’ y dar cuenta del hecho al programa, Azahara habló del tema con algunos de sus compañeros, al menos con Juanma. El primo estaba preocupado por si alguno de los mensajes estaba relacionado con él, toda vez que ella le había sugerido que no trataba de ella sino de otra persona. “¡De fuera o de aquí dentro?”, preguntó Juanma. “De aquí, pero no eres tú”, le contestó Azahara, dejándole mucho más tranquilo. A media voz llegamos a escuchar que pronunciaba el nombre de Fran, de lo cual estoy al 90 por ciento seguro.
Fran dando la chapa
Por el contexto de algunas otras conversaciones, especialmente alguna que vimos con Xamy, aunque sin poder escuchar su contenido, diría que esta concursante fue objeto del otro mensaje. Aunque he de decir que me parece extraño que las pelotas solo contuvieran un mensaje cada una, sobre todo recordando lo sucedido en la primera edición y esos cuatro mensajes tan diversos. Les faltó incluir un espacio publicitario, como en aquel chiste donde un hombre recién enviudado llama a una agencia de mensajes por palabras en prensa para poner la siguiente esquela: “Descanse en paz Teodora”. Avisado de que le faltan tres palabras para las siete de la tarifa mínima, el marido de Teodora decide añadir “Vendo Opel Corsa”.

De forma que Azahara tiene ahora una valiosa información sobre dos de los concursantes más polémicos. Una información que guardará para ella porque el propio programa le ha pedido silencio absoluto respecto al tema. ¿Qué será lo siguiente? ¿Habilitarán una suite para que Azahara mantenga un vis a vis con su novio? ¿Podrá disfrutar esta concursante de una hora de televisión al día? O mejor, ¿por qué no dejar que salga a dormir fuera de la casa para regresar por las mañanas?

Por cierto, es desternillante ver la información de biografía que Azahara tiene en su cuenta de Instagram: “Duerme menos y sueña más. De esta vida sacarás lo q disfrutes y nada más”. Esto lo dice la concursante que se ha estado acostando la primera durante semanas. Aceptemos que se desenvuelve con soltura en su entorno habitual de la famosa discoteca de Marbella donde trabaja, todo lo contrario que delante de las cámaras y un grupo de personas que conoce desde hace días. Con esfuerzo, pero vamos a darlo por bueno. Ahora bien, lo que ya no se entiende es que trabajando la noche ni siquiera parezca tener el hábito de acostarse tarde, que a cualquiera le costaría variar de golpe y porrazo.

Es triste que Azahara consiga cierta notoriedad por un suceso cuyo origen está fuera de la casa. Aunque lo más preocupante es que gracias a esto haya conseguido tener una información básica dentro del juego. Imaginemos que los mensajes de las pelotas le alertan del juego de falsedades acostumbrado en Fran o Xamy. Y ahora pensemos cuánto daría Mayka porque su hermana Loli tuviera acceso a esa misma información. O follamos todos o la ‘putanesca’ al río.
Lo justo sería que toda la casa conociera el contenido de lo escrito en esas pelotas de tenis. Así todos estarían en igualdad de condiciones, en lugar de tener ventaja uno de ellos. Ni que decir tiene que nosotros, fieles espectadores del programa, somos los primeros que debemos saberlo. Tal vez en la gala de mañana. Nunca pierdo la esperanza porque nunca nos decepcionan.
Paula en la mesa
Ya tengo claro que Vitín está jugando a eliminar a su amigo Omar cueste lo que cueste. La madrugada del lunes le ponía ante el precipicio al contarle el ‘putanesca-gate’ a su amigo, cargando las tintas contra Paula después de haberle restado importancia delante de ella. Más o menos lo mismo que hizo ese Fran de risa histriónica que luego tergiversaba la realidad hablando de superlativos inexistentes. Vitín prepara el terreno, vierte la gasolina, deja a su amigo con una cerilla en la mano y se va a dormir. A ver si con un poco de suerte al despertar solo quedan las cenizas. Con un poco de suerte se podía haber deshecho de dos competidores.

Es posible que Vitín se haya dado cuenta de que la mecánica del juego pone complicado que más de un miembro de cada grupo vaya a llegar a la final, y puesto a escoger mejor llegar uno mismo que tu amigo, por mucho que sea amigo del alma de toda la vida de Dios. Por eso ahora pone piedrecitas en el camino de su amigo esperando a ver si cae. Ayer intentó repetidamente mediante la lástima que Omar se comprometiera a exponerse a la expulsión él la próxima vez, en lugar de hacerlo Vitín, a quien correspondería por turno.

Dice Vitín que parte de su sueño de participar en Gran Hermano era poder vivir la noche de Halloween dentro de la casa. Está confirmado que en la gala de la próxima semana se apoderará de la casa el terror, lo cual esperamos siempre con interés, aunque particularmente pido que se ponga el foco en unas nominaciones especiales que le den interés a la noche, aparte de que eviten el repetitivo vómito innovando con sorpresas, igualmente desagradables o más.

Vitín presiona a Omar para que este se ablande y termine cediendo. Por eso lo habla con él primero, que se queda sin respuesta y se marcha de inmediato al cuarto de las piñas. Luego sigue en lo mismo y lo habla con otros compañeros de encierro, hasta que vuelve Omar y su amigo sigue erre que erre con su ilusión de Halloween. “Después de Halloween me da igual marcharme cuando sea, pero sería una faena para mí irme justo antes de empezar esa gala. Vitín quiere pasar por encima de Omar a toda costa. Espero que no lo consiga.

Siendo un día soso, hasta la aparición de las pelotitas al menos, ayer hubo varias revelaciones en la casa. Xamy dice que se quiere marchar. Se lo contó a media voz a Loli, que lo repitió a voz en grito. Más enigmática estuvo cuando dijo que, no obstante, si no salía contaría algo importante suyo al grupo. ¡Ay, madre! A saber lo que pasa por su maquiavélica cabecita. Sobre lo de marcharse, ni caso. Lo otro habrá que verlo. Tal vez sea un buen cebo para evitar su expulsión, porque si se va nos quedaremos sin saber lo que quiere contarles.

Anoche Omar y Alfredo hacían sendas confesiones que dejarán muy contentos a los miles de amantes de este programa que darían cualquier cosa por participar como concursantes alguna vez. Resulta que Omar contaba cómo se peleaba siempre con Lucía por el mando a distancia cuando había Gran Hermano, porque él siempre quería poner otra cosa. Alfredo entonces reconocía abiertamente que nunca le ha gustado el programa. Seré un iluso, pero siempre he pensado que era condición indispensable para ser concursante que al menos le gustase. No hace falta ser un fanático, enfermo de Gran Hermano. Pero por lo menos que no lo detesten, ¡por el amor de Dios!

Moleskine del gato
Pelota
Últimas desinformaciones revelan lo que realmente contenía una de las pelotas de tenis, como podemos ver en la imagen de arriba. El pobre DJ está metido en un problema. Por lo visto, no sabe poner la lavadora.

Y hoy sí toca lo de las camisetas, que hago a sugerencia de @verachik. Esto es lo que yo pondría en la camiseta de cada uno, aunque ya puestos también podría hacer la inscripción en una pelota de tenis y lanzarla al cielo de la casa.

Omar: No desperdicies esta oportunidad. Todavía estás a tiempo.

Vitín: Con poco me lo monto (viejo eslogan de Fanta). Ala, prima. Tírate encima. Tírate encima de mí. No pasa na, hombre (aunque es más bien para que lo vea Yoli).

Alfredo: No me gusta Gran Hermano (escrito 500 veces).

Jonathan: La personita de fuera dice que eres un primo.

Juanma: Échale pelotas, primo. Pero no de tenis.

Luis: Si despides en directo a tu apoderado te damos las dos orejas. Del rabo mejor no hablamos.

Fran: Prefiero mil ‘Omares’ antes que un solo Fran. Conozco virus más simpáticos.

Loli: Dice la vela que no la mires más y dejes de chotearte de tus compañeros, que ya tienes una edad.

Mayka: Vuelve. Fran te espera. Y nosotros más.

Hugo: Decídete de una vez. Si sigues poniendo el culo entre dos sillas terminarás cayendo al suelo.

Rubia: Estaba mejor el libro. ¿Que no?

Azahara: Ahora ya sabes que el mayordomo es el asesino de esta película. Puedes ir en paz.

Paula: Gracias por abrir los ojos.

Lucía: No te digo nada porque a ti no te importa lo que la gente te diga. ¿No era así?

Yolanda: Vuelve a meter al primo en el almacén, pero a ser posible sal tu primero y deja bien cerrado. Que no salga de ahí, por lo que más quieras.

Alejandra: No hagas caso a nada ni a nadie. Ni siquiera a este mensaje.

Paco: Luis ha empezado a seguir tus consejos. De momento le ha dicho a Alejandra que no le gusta su pijama. Ella casi se derrite.

Xamy: Sigue poniendo todo boca abajo varias veces al día. No descanses nunca.

Y dejo cartelera con Fran en ‘El resplandor’, como siempre por Montse Juanilla. Por cierto, creo que el refulgente resplandor del yate y los coches de lujo que dice tener este concursante reflejan en la calva de Omar y en las fantas de Vitín. Tal vez por eso le enjabonan ambos cada dos por tres. Y con extra de cera.
Cartelera: El resplandor
[Montaje de pelota de tenis por @Tito_Soy]