Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Laura Campos confirma que su concurso es un tongo

Laura C y Laura Mtelecinco.es
En muchas ocasiones se utiliza la palabra “tongo” de mala manera, pero esta vez puedo decir en su estricto sentido que el concurso de Laura Campos es un tongo. Define así “tongo” el DLE (Diccionario de la Lengua Española, de la RAE): "Trampa realizada en competiciones deportivas, en que uno de los contendientes se deja ganar por razones ajenas al juego". Salvo en lo de “competiciones deportivas”, es perfectamente aplicable a este caso. Laura Campos confirmó ayer que no participa como concursante de Gran Hermano VIP para ganar sino que su objetivo es facilitar el triunfo de otro concursante, concretamente Laura Matamoros.

Decía anoche Laura C: “Mi ilusión era volver a la casa en la que estuve cinco meses. A día de hoy ya estoy feliz y contenta. No vería justo que ganara, entonces desde aquí voy a pedir el voto para Laura, creo que es la que más se lo merece. Además, lleva el número 3, que fue con el que gané yo”. Y yo me pregunto por qué no avisó de esto cuando era candidata para convertirse en concursante, compitiendo con Samira Salomé y Miguel Frigenti. Este último, en su alegato para convencer a la audiencia de que debía ser elegido dijo que quería entrar para jugar, justo lo que renuncia a hacer Laura Campos. Esto no solo supone un fraude al concurso y no tiene precedente en su historia. El hecho de que pida el voto para su tocaya, Laura Matamoros, es la demostración de que ha entrado con el fin de llevar en volandas a esta concursante hasta el maletín.

Cuando Dani y Laura llevaban cuatro días en la casa, este gato decía que estos eran concursantes “maniatados e hipotecados” por un objetivo común, que describía así: “Apoyar, proteger, defender, salvar a Laura, de los Matamoros de toda la vida”. No es por colgarme medallas, aunque si quisiera podría hacerlo en este caso. Solo quiero explicar con esto que las intenciones de Laura Campos fueron obvias y evidentes desde muy pronto. Y no lo dije antes porque no publico sábados ni domingos. A diferencia de Laura, Dani expresaba anoche su deseo de ganar. Por tanto, creo que la participación de Laura debería acabar ya mismo. Es intolerable y una perversión del juego que Laura Campos esté ahí dentro desde el primer día para apoyar a otro concursante. Ahora no es solo una evidencia, sino que ella misma lo ha confirmado.

Si se descubre que un participante juega no para conseguir el triunfo propio sino el de otro es eliminado automáticamente de la competición. Esto sucede siempre así, incluso es motivo de sanciones más importantes. Así pasa si un equipo de fútbol se deja ganar una semifinal para que su oponente llegue a la final. Ni siquiera es necesaria la demostración de que ha sido primado para ello. No obstante, las primas a terceros para que un equipo gane son cuestionables, pero si un equipo es primado para perder resulta eliminado en cuanto esto se demuestra. Además, se juega su descenso de categoría durante algunas temporadas.
Camisa blanca
Esto no es fútbol, pero vale la referencia. Competir para que gane un oponente es contrario a cualquier lógica y prostituye el concurso. Es lo que nos faltaba por ver. Laura Campos no debe permanecer ni un minuto más en este juego. Pero no tendría que ser la audiencia quien la elimine, sino que debe primar la justicia. Es necesario un juez que proteja el juego limpio y evite semejante irregularidad en la final de este concurso.

Alejandro, Carlos, Dani, Laura C, Laura M y Rappel son los finalistas de este GH VIP. Seis concursantes que deberían quedar en cinco a la mayor brevedad para no tener una final corrompida por la irregularidad de que una concursante haya renunciado a ganar pidiendo a sus seguidores el voto para otros. Su primera opción es Laura M, la segunda Alejandro. Con toda razón se enojaba anoche Rappel, aunque lo que realmente molestaba al adivino es que Laura también quisiera beneficiar a Alejandro. Hasta aquí podíamos llegar, debió pensar Rappel. Con la salida de Fran este concursante se convierte en el primer y último expulsado de esta edición VIP. Una edición en que la audiencia no ha tenido opción de expulsar a Dani y Laura, concursantes finalistas tras llevar tan solo catorce días en la casa.

La situación es un tanto chusca, porque los que hace dos semanas eran nuevos concursantes han tenido un pase de oro a la final por haberse incorporado tan tarde. Tal vez habría que pensar para otra ocasión en la idea de que si un concursante se incorpora tan tarde quede automáticamente nominado para comprobar si merece o no llegar a la final. De momento, los primeros datos de la votación parecen indicar que los dos tienen un exiguo apoyo que no pasa del 1 % de los votos. Esto les convierte en candidatos para ser los menos votados el próximo jueves y abandonar su carrera por conseguir el maletín. Un tercer concursante, que bien podría ser Rappel, está en parecida situación. Insólito que Dani y Rappel puedan disputarse salir la semana que viene. Injusto que Laura tenga opción a competir con ellos después de lo dicho anoche.

Los otros finalistas defendieron de forma justa que deben ganar este concurso. Carlos defendió que se ha mostrado tal cual es, con sus virtudes y defectos, aunque viéndole un rato antes junto a Alejandro y Fran en la sala de expulsiones diría que quiso mostrar más sus virtudes A veces Carlos parece querer merecer llevar una insignia de superhéroe en el pecho de tanto defender a los débiles, la causa LGBT o incluso que Rappel llegue a la final. Alejandro aludió a que no tiene un trabajo estable y necesita el dinero. Hay concursantes que confunden este programa con una ONG.
Salió Fran
Con cosas como esa Alejandro no hace sino confirmar las acusaciones de vender pena que tanto le ha hecho Laura M. Siendo honestos, algo de eso hay, aunque no siempre por lo que esta concursante lo dice. Alejandro en su vídeo de presentación lo primero que dijo es: “Procedo de una familia humilde, mi padre es un humilde electricista y mi madre es ama de casa”. Lo siguiente: “Mi familia está pasando por problemas económicos y tiene la casa embargada". Un poco de pobrecito sí iba.

Rappel, que por el peinado de anoche parecía el enano payasín de las tartas, apenas repitió que es una persona mayor. Dice que pertenece a la tercera edad, a las puertas de la cuarta. De fondo se escuchó a Carlos decir “o de la octava”. Ya puestos, cualquier cosa. Una vez más sugirió sin decir que donará el premio. Un poco más tarde pedía a algunos compañeros un ejercicio de imaginación sobre la posibilidad de que tuviera una fundación y quisiera destinar a la misma el premio. Bien podría ser una fundación de adivinos sin fronteras. Y sin aciertos. Dani cree que a la tercera puede ser la vencida. Y yo le apoyo. Después de participar en GH 12+1 y La revuelta, en GH VIP 4 puede ser vencido de nuevo. El alegato más enigmático fue el de Laura Matamoros, que quiso dejar a la audiencia el caramelito en la boca sobre sus propósitos como ganadora.

Tal vez debería explicar Laura si ha pactado con su tocaya repartirse el premio con ella. El apoyo de Toti es juego sucio se mire como se mire, por lo que no sería extraño esto que digo. “Entré con un propósito que solo diré si llego a la final”, afirmaba Laura. Parece un cebo como el de Fran Nicolás con Luis “el cabrón”. Apremiado por Jordi González, por fin reveló anoche de quién se trata. Dijo que no era político sino constructor, y que su nombre es “Luis del”, sin llegar a completar el apellido. Google de nuevo marcando picos de búsquedas por culpa de Fran, como con Australia. Yo también lo miré y el apellido parece que empieza por la letrita erre. Cuando lo busqué me pareció que podía ser divertido averiguarlo. Luego me di cuenta de que ni conozco a este señor ni me importa nada el tema.

Dice Laura que dirá su propósito si llega a la final. Alguien debería advertirle que ya ha llegado a la final. Otra cosa dicha por esta concursante es que no se considera ambiciosa y no va por el premio a matar. Claro, para eso ya tiene a su esbirro, barra asociada, barra ‘lametraserillos’, llamada Laura Campos. También que ha seguido la misma línea desde el principio. Supongo que se refiere a hablar (mal) de su familia, o dedicarse al acoso y derribo de otro concursante, primero Javier y luego Alejandro. Tiene razón, siempre ha sido igual. Con el mismo odio concentrado, las mismas mentiras y el mismo mohín de desagrado.
Finalistas 1
Los números de teléfono para hacer ganador fueron elegidos al azar y venían dentro de esos huevos de Pascua que pusieron los dientes largos a Jordi González. El azar quiso que Carlos eligiera el número que acaba en uno, el mismo de Sofía Suescun (ganadora de GH 16) y Belén Esteban (ganadora de GH VIP 3). Es lo que tiene ser un número 1, lo cual no lo determina tanto un número como que casi todo el programa de anoche estuviera dedicado a él. Si fuera cierto que Carlos y Laura M están detrás de los porcentajes ciegos mayores deberíamos pensar entre los dos cuál merece más el triunfo. Un Carlos presente en casi todos los vídeos de la gala o una Laura que prácticamente apareció tan solo en un vídeo cómico cogiéndose un pequeño pedal junto a Rappel en la cena con que les obsequiaron el martes.

Antes de que los seis finalistas festejaran serlo, en la sala de expulsiones Carlos, Alejandro y Fran parecían comentar vídeos de otros, pero eran ellos quienes los protagonizaban. Los tres se pusieron de acuerdo para coincidir en la camisa blanca y tejanos, pero no fueron igual sus reacciones a los vídeos. Alejandro pretendió hacer ver como que no había participado en nada, pero todos vimos que a Charlotte le metieron caña él y Fran, o que la idea del supuesto grito llamando “cornudo” a Carlos fue de ellos dos también. Carlos parecía llevar el traje de superhéroe, como dije antes, simulando buenas intenciones hasta en su broma sobre la identidad sexual de Fran. Ciertamente, consiguió con esto que Fran dijera la frase maldita: “Tengo amigos gais”. ¡Premio!

La reacción de Fran fue la de alguien que se sabe expulsado y no pierde el tiempo en comenzar la autocrítica. Como comenté tras su primera expulsión, es un caso raro de concursante que reconoce sus errores y no sale diciendo lo satisfecho que está de todo. También es diferente a casi todos porque felicita siempre al equipo del programa por los vídeos. Solo por estas cosas creo que Fran merece una buena consideración como concursante. También porque nos lo ha hecho pasar bien y porque ni la primera vez ni esta segunda ha ido a dejar pasar el rato sino a jugar y hacer cosas.

Todo lo anterior es acompañado por la buena educación de Fran y unas despedidas de la casa con delicado respeto por la situación de sus compañeros, aprovechando para transmitirles mensajes de tranquilidad desde el exterior. Solo le pilló Jordi en un renuncio con la pregunta sobre sus presuntos dossiers. Primero dijo que no tenía dossiers de Carlos, y cuando Jordi le apretó un poco sembró la duda. Yo también tengo dossiers de los concursantes. El de Laura Campos tiene dos fichas: en la primera pone Toti y en la segunda “choni”. Permanezco a la espera de añadir las de “gepeto”, “ojete”, “percal” y “quetepés”. El dossier de Laura Matamoros tiene solo una ficha y está en blanco, igual que el arroz que la acompaña en un saquito. El de Rappel también se equivoca y dice que va a ganar GH VIP. Otro día cuento más sobre mis dossiers.

Moleskine del gato
No me puede gustar más lo que contó anoche Carlos a Alejandro de su amigo Rafa. Dice que cuando todos le decían sobre su trabajo “lo has hecho muy bien” su amigo le decía “hoy has estado mal”, por esto y por esto otro. Tengo claro que debemos ser los mayores críticos de nuestro propio trabajo. Y después nuestros mejores amigos.

¿Cuántas veces más dirá Rappel que acabó en el hospital por una discusión? Sospecho que quiere cargarle ese mochuelo a Carlos, pero todos recordamos que fue después de que Belén Esteban le hiciera dudar sobre si había ocurrido algo en su familia.
 
Anoche Laura M y Rappel se fueron columpiando en sus diatribas críticas con Alejandro hasta rozar lo denunciable. El objetivo era poner en cuestión que realmente necesite el dinero, por lo cual empezaron por repasar sus supuestas propiedades. Laura sugirió que el padre de Alejandro puede ocultar parte de sus ingresos o manejar dinero negro. Si yo fuera Julio esta mañana hubiera amanecido en la puerta del juzgado de guardia. Por su parte, Rappel destacaba que la Seguridad Social cubre todos los gastos de la enfermedad de su hijo. Ya lo dijo Laura el día anterior: “Si tan prioritario es su put… puñetera vida, que venda su coche”. Los malpensados piensan que iba a decir “puto hijo”.
 
Así estaban anoche los porcentajes ciegos, poco antes de finalizar la gala: 49,5 %, 30,3 %, 16,8 %, 1,3 %, 1,1 % y 1,0 %. Veremos cómo van evolucionando.
Porcentajes ciegos