Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Skoda entregó 97.200 vehículos en abril, un 5,6% más que en 2015

Skoda entregó 97.200 vehículos en el cuarto mes del año, un 5,6% más que en 2015, y la compañía registró en el mejor mes de su historia un crecimiento significativo en Europa, Rusia y China.
Las ventas en Europa Occidental crecieron un 8,2% respecto al mismo mes del año pasado, hasta 41.400 vehículos, el mismo aumento que en las entregas realizadas en Alemania, que alcanzaron las 14.900 unidades.
El fabricante checo registró un crecimiento de doble dígito en Países Bajos (+73,5%, 1.500 vehículos), Italia (+26,8%, 2.000 coches), Irlanda (+23,6%, 800 vehículos) y Suiza (+15,2%, 1.600 entregas).
Por otra parte, en Europa Central la marca aumentó sus ventas un 5,8% en abril, hasta 16.400 vehículos, y, en concreto, en su mercado local (República Checa) el fabricante incrementó sus entregas un 4%, hasta 8.000 unidades.
La marca checa creció considerablemente en Eslovaquia, hasta 1.700 vehículos (+10,6%), y Eslovenia, con 600 coches entregados (un 13,5% más). En Europa del Este, sin contar Rusia, Skoda vendió 3.100 vehículos en abril, un 6,1% más en relación con el mismo mes del año pasado.
Tras algunos meses difíciles, la marca entregó en Rusia unos 4.900 vehículos. No obstante, la situación del mercado en el país ruso y en sus regiones fronterizas continúa siendo difícil, según ha informado la marca en un comunicado.
La compañía registró un crecimiento de doble dígito en Bulgaria (+16,7, 200 vehículos) y en los países bálticos (+17,8%,600 coches). En Ucrania, la marca registó un crecimiento del 126,4%, hasta 300 unidades. En el mayor mercado de ventas de la compañía en el mundo, China, la marca continuó creciendo con unas ventas de 23.800 vehículos, un 3,6% más.
El fabricante checo registró un crecimiento del 21,3% en Nueva Zelanda (100 coches), del 127,2% en Taiwán (400 coches), del 21,7% en Turquía (3.200 coches) y del 71,6% en Israel (2.200 entregas).
Según ha afirmado el responsable del consejo de Ventas y Marketing, Werner Eichhorn, modelos como el Skoda Superb y el Fabia son "fundamentales" para el éxito de la marca.