Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Isabel Monrós se reencuentra con sus hijos pequeños en los juzgados

Tras diez meses de lucha, Isabel Monrós ha podido ver a sus dos hijos pequeños, Lluís y Gerad. El encuentro se produjo en los juzgados de Mexico durante una vista solicitada por el padre para que los niños declararan ante el juez.

En los juzgados y bajo la atenta mirada de Joaquín Escolano, su exmarido. Así ha sido el encuentro de Isabel Monrós con sus dos hijos pequeños, a los que no veía desde que el 3 de marzo de 2013, una jueza determinara quer los niños debían ir con su padre para cumplir el régimen de visitas.
Casi un año después, Isabel Monrós ha podido abrazar a Lluís y Gerard. "Mi primera reacción obviamente ha sido agarrarlos y besarlos... y llorar, y llorar y llorar. Llevaba dos semanas muy nerviosa y conforme se acercaba el día estaba más nerviosa. Para mí se cumplían más de diez meses sin ver a los niños y por fin los iba a poder ver. Mi primera reacción ha sido echarme encima de ellos."
Un encuentro bajo la atenta mirada de su padre
El encuentro durante una vista solicitada por Joaquín Escolano para que sus hijos testificaran ante el juez. "Su padre los tenía escondidos en un rincón pero yo buscaba a mis hijos. Lluís y Gerard me han dicho que ellos también querían estar conmigo. Iban en dos coches diferentes, llevaban guardaespaldas, iban también acompañados de gente del juzgado", ha dicho Isabel Monrós, que ha podido intercambiar algunas palabras con los pequeños. "Yo me he ido detrás con Gerard para poder estar hablando con él . Le he preguntado cómo va en el cole, si le gustaba el colegio. Llevas diez meses sin hablar con ellos y, ¡tienes tantas preguntas! He estado hablando con él y poco a poco se ha ido soltando. En la vida te ponen pruebas y nunca sabes hasta donde puedes llegar, nunca sabes."