Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'AR' habla con el detective pillado in fraganti por un policía investigado

Cuatro días duró el seguimiento que este investigador privado contratado por el Ayuntamiento de Alovera siguió al policía municipal de baja ya que pillado in fraganti por el investigado cuando retiraba una baliza de su coche. "Hablé con la alcaldesa y con el jefe de policía. Me dicen que hay un policía que sospechan que está cometiendo una baja fraudulenta." El investigador y su equipo comienzan a trabajar inmediatamente pero fueron descubiertos. "Se dirige a nosotros en plan agresivo", dice el investigador, que ha revelado que le estaba quitando un gps. Lo volvería hacer. La ley le ampara. "Es un trabajo muy habitual", dice el investigador, que cobró 1.250 euros por el trabajo.