Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carlos Poveda: "Kiko no estaba enfermo, en la habitación se oían todo tipo de ruidos"

Los problemas se le acumulan a Kiko Rivera. Después del robo en su casa, Kiko ha sido demandado por un empresario por incumplimiento de contrato ya que dj se negó a actuar en un local con el que tenía firmado un contrato. Paloma García Pelayo ha hablado con el empresario que lo contratró, que ha asegurado que Kiko no se puso enfermo. "En ningún momento me llamó su representante para decirme que estuviera mal, se puso malo en cinco minutos y ni ese día ni ese siguien se me da un certificado de que haya ido a un hospital. Vino aquí a otra cosa que no era el bolo y se oían ruidos de todo tipo en la habitación", ha dicho el letrado, que ha recordado, que tras la negativa del dj a pinchar en su local se fue a Benidorm con Sandra Bruman. 

Kiko Rivera ha sido demandado. Un empresario de Alicante le ha puesto una querella por incumplimiento de contrato y le reclama 12.000 euros al dj, que según el empresario Carlos Poveda se negó a actuar en su local sin dar ninguna explicación ."El tenía que venir en el AVE, pagado por nuestra empresa y lo perdió. Le dije que si perdía el AVE tenían que venir por su cuenta y cogieron un coche para venir a Alicante. Llegan sobre las 22.30 h. y me llama su representante para decirme que ya habían llegado al hotel y que se iban a preparar para que los  recogiéramos", ha relatado el empresario a nuestra compañera Paloma García Pelayo.
Kiko no estaba enfermo, según el empresario
Kiko llegó a Alicante pero una vez allí optó por no pinchar. "Teníamos un contrato desde hace más de un mes y no acudió. Me llaman de la sala diciéndome que la gente se estaba poniendo nerviosa. Él no salía de la habitacion y a las 02.00 h. intento entrar pero se me pone en medio el portero para que no entre", ha dicho el empresario, que ha asegurado que Kiko no estaba enfermo. "No estaba mal. En ningún momento me llamó su representante para decirme que estuviera mal, se puso malo en cinco minutos y ni ese día ni ese siguien se me da un certificado de que haya ido a un hospital. Vino aquí a otra cosa que no era el bolo. Estuvo visitando una chica en Benidorm, Sandra Bruman. Se oían ruidos de todo tipo en la habitación."
Por último, el empresario ha negado que echaran a Kiko del hotel. "El hotel estaba pagado por adelantado hasta las 15.00 h. Es mentira que le echáramos", ha dicho Carlos Poveda, que ha asegurado que la demanda se interpondrá en las próximas horas. "La abogada está modificando unas cosas y hoy se envía al procurador de Sevilla para que la presente."