Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Peleas por el 'Marca', deporte y poca vida social: así es el día a día de Rajoy

Ana Rosa Quintana ha entrado en Moncloa. Mariano Rajoy nos ha abierto las puertas de su casa y nos ha mostrado su lado más íntimo. El primero en dar la bienvenida a Ana Rosa, tras el Presidente, ha sido Rico, el perro de la familia. Se lo regaló un vecino cuando ganó las elecciones y está feliz en Moncloa. Ya en el interior, Mariano Rajoy se ha confesado con la periodista: sus hijos, su mujer, sus costumbres... Ana Rosa ha recorrido la residencia del Presidente y ha descubierto los secretos de la vida en Moncloa.

Tras Mariano Rajoy , el primero en dar la bienvenida a Ana Rosa ha sido Rico, el perro de la familia. Se lo regaló un vecino cuando ganó las elecciones y está feliz en Moncloa. "Él anda por aquí y siempre que hay gente aparece por el medio", dice el Presidente, que le muestra a Ana Rosa, los dos edificios en los que se desarrolla su vida en Moncloa: el edificio en el que reside con su mujer y sus hijos y en el que se desarrolla su vida como Presidente. 
Los recuerdos están presentes en cada rincón. Rajoy le muestra a Ana Rosa las fotografías de sus hijos, Mariano de 16 años y Juan de 10. Tampoco faltan las fotos de Viri, su mujer. Poco dada a apariciones públicas, Viri es la encargada de la familia. Mariano Rajoy delegó en ella. "Cuando llegamos aquí le dije: 'el sistema perfecto para funcionar es que, aparte de las obligaciones que tengas haces lo que creas que es mejor para ti y para los niños.' Y lo llevamos estupendamente", dice el Presidente, que revela a Ana Rosa que conoció a su mujer en un pub en Pontevedra y que se casaron el día de los Inocentes. 

Comienza el día con ejercicio
El día de Rajoy comienza muy temprano. A las 06.55 h. le suena el despertador y el Presidente se pone en marcha. Lo primero, una sesión de ejercicio. "Hago deporte de 07.00 h. a las 07.45 h. Aquí hago cinta y elíptica. Los fines de semana hago caminatas de hora y media, en verano he hecho muchísimas", dice Rajoy, que inició está rutina, que según confiesa le ayuda a pensar, en 2009. Tras el deporte, desayuno con la familia y discusión con su hijo. "Mi hijo Mariano y yo nos peleamos en el desayuno por el 'Marca' pero gana él", dice Rajoy.
Además del deporte, Mariano Rajoy suele buscar un hueco para estudiar inglés. Ha mejorado mucho. Si en 2012 no se podía comunicar en inglés con Obama, ahora sí. "Tengo una profesora escocesa y yo soy disciplinado", dice el Presidente, que reconoce que aún tiene hábitos de opositor. "Me ha quedado de opositor el método."
Visita al Consejo de Ministros
Tras visitar su residencia, Mariano Rajoy lleva a Ana Rosa al edificio en el que tiene lugar el Consejo de Ministros. Está a 800 metros. Cada mañana Rajoy sale sobre las 08.20 h. hacía el lugar donde se toman las decisiones que guían la política de nuestro país. "Hay momentos que no son fáciles, sobre todo cuando tienes que tomar decisiones que no te gustan pero no te queda más remedio... Enfadarse sirve para bastante poco. No me siento incomprendido, no he congelado el sueldo a los funcionarios por fastidiar ni he subido el IVA por fastidiar. Hemos bajado todas las partidas menos la de las pensiones porque ingresabamos 90.000 millones menos de los que gastábamos", dice Rajoy, que, pese a lo que muchos señalan, no hablaría en ningún caso de 'idilio con Merkel'. "La relación es buena. Idilio idilio...", dice el Presidente, que asegura que todo lo que está pasando le afecta. "El político es un ser humano y tiene sentimientos. Estoy perfectamente informado pero hay veces que me atizan tanto que no voy a regodearme."
Antes de entrar en la sala donde se celebran los Consejos de Ministros, Ana Rosa sube por la escalera donde se hacen las fotos del Gobierno. ¿Cómo se decide qué lugar ocupa cada uno en la fotografía? No hay peleas. Todo está estrictamente organizado. "Eso va por un orden estricto. No hay debate, da igual ser alto o bajo", explica Rajoy, que desconoce si hay 'grupitos' entre los ministros, que mantienen un exquisito protocolo cuando de trabajo se trata."Nos tratamos de usted y se dirigen a los demás por el cargo", le dice Rajoy a Ana Rosa, que opta por ocupar el sillón del Ministerio de Exteriores, situado al lado de Mariano Rajoy.
En los últimos meses el reto soberanista catalán es tema recurrente en el Consejo de Ministros. Muchos señalan a Rajoy como el responsable del auge del independentismo, él lo niega. "Rajoy es el culpable de casi todo para algunos pero Rajoy no tiene la culpa de que haya más o menos independentistas. No voy a ceder en la unidad nacional, lo que sea España lo decide el pueblo español."
Su relación con los expresidentes y su opinión de sus adversarios políticos
Aunque durante el tiempo que Zapatero fue Presidente del Gobierno su relación era tensa, lo cierto es que ahora es bien disting. "Cuando estás en la vida política con tu adversario te metes más con él, pero ¿por qué me tengo que llevar mal con los expresidentes?", dice Rajoy, que reconoce que habla de vez en cuando con Aznar.
Respecto a sus adversarios en las próximas elecciones generales, Mariano Rajoy tiene claro que su proyecto es el mejor para nuestro país. "Creo que el proyecto político que encabezo es el que le conviene a España. Pedro Sánchez comete un error que es que siempre que sale habla de mí cuando lo que tiene que decir es lo que va a hacer; Albert Rivera tiene su propoio partido y toma sus propias decisiones y a Pablo Iglesias no le conozco pero ahora como eurodiputado forma parte de la casta", dice Rajoy que no cree que un pacto con el PSOE sea factible. "El problema es que después de lo que hemos visto en las muncipales parece poco probable. No parece lo más razonable que pacte con Podemos; hay partidos que su objetivo es que no gobernemos", dice Rajoy, que reconoce que a lo largo de los cuatro años de legislatura han tenido un problema de comunicación. "Hemos priorizado el despacho, estudiar bien los temas y llevar bien las cosas."
Las elecciones: el 20 de diciembre
Como no podía ser de otra manera, en su '24 horas con Rajoy', Ana Rosa pregunta al Presidente por la fecha de las elecciones generales. "Serán el 20 de diciembre", dice Rajoy, que asegura que es la ley la que marca el plazo tras la disolución de las cortes. "Yo quería aprobar los presupuestos y los presupuestos tienen un trámite. Hasta final de octubre no puedo aprobar los presupuestos. Cuando los apruebe definitivamente, disolveré y luego hay un plazo que marca la ley entre 56 y 60 días. Esa es la única razón. Quería que España ante Europa tuviera presupuestos y diera una imagen de seriedad y formalidad"
La corrupción
Durante su día con Ana Rosa, Mariano Rajoy reconoce que la corrupción ha dañado mucho a su partido. "Ese problema nos ha hecho más daño que las decisiones que hemos tenido que tomar en política", dice Rajoy, que cree que en el caso Rato hay que dejar que trabaje la justicia.  "Es duro lo que está pasando con Rato pero no está condenado por nada. Vamos a dejar que funcione la justicia."
¡Ana Rosa y Mariano Rajoy se van de cañas!
Tras recorrer Moncloa, llega el momento de relajarse. Mariano Rajoy se ha quitado la corbata y ha invitado a Ana Rosa a un bar que frecuentaba cuando trabajaba en Génova. Es de las pocas veces que el Presidente sale. "Desde que soy Presidente no hemos ido al cine y a cenar, sobre todo en verano y en Galicia, en Madrid pocas veces. Mi mujer y yo salimos muy poco y no es justo para mi mujer", reconoce Rajoy, que alargó la jornada con Ana Rosa hasta que el equipo le comunicó que debían marcharse, no sin antes expresar sus deseos para la próxima legislatura. "Espero que le vaya bien a todos los que no s están viendo. A España le irá mejor."