Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Albert Rivera: "Lo mejor que puedo hacer en la vida es dar un paseo con mi hija"

Ana Rosa Quintana ha compartido una jornada con Albert Rivera, candidato de Ciudadanos a la presidencia del Gobierno. El día ha comenzado con un recorrido por las calles de Barcelona en moto y un paseo a pie por el barrio en el que creció. Allí empiezas las confesiones de Rivera. "Soy hijo único. Era mimado para lo bueno y cuando te equivocas, ¡zasca!", dice Rivera, que tiene claro que su prioridad en la vida es su hjia de cuatro años. "La tarde que tengo con ellas es lo más sagrado que tengo en mi agenda."

Ana Rosa viaja a Barcelona para conocer el lado más íntimo de Albert Rivera. Lo primero, dar un paseo por la infancia del líder de Ciudadanos. Ana Rosa y Albert Rivera, en moto, llegan a la Barceloneta, el barrio en el nació Rivera y en el que vivió hasta los 8 años. "Mis abuelos vinieron desde Málaga y este barrio es como una mini Barcelona, hay gente de todo tipo", dice Rivera, que vivía con sus padres en un piso de alquiler. Es hijo único. "Era mimado para lo bueno y cuando te equivocas, ¡zasca!", dice Rivera, que se marchó con sus padres de ese barrio cuando comenzó la decadencia su decadencia.
Algunas esteladas ondean en los balcones. "De aquí a unos días se va a votar las elecciones que Mas ha presentado como un falso referéndum", dice Rivera, que lleva años luchando contra el independentismo. "Ahora Ciudadanos ha conseguido que la gente se sienta orgulloso de ser catalán y no ser independentista", dice Rivera, que durante el paseo se reencuentra con viejos amigos.
El inglés, fundamental
Pese a que hasta hace algunos años era poco habitual que nuestros líderes políticos hablaran inglés, Albert sí se defiende. "Hablo inglés. Lo he aprendido viajando a Londres un mes en verano, en el Erasmus...", dice el líder de Ciudadanos, que cree que es fundamental que la educación sea bilingüe y para ello no dudará en recortar en aquellas partidas más prescindibles e incluso suprimir entes no productivos. "En nuestro programa lleva algo muy ambicioso: implantarlo en toda España. Se me ocurren millones y millones de euros de donde quitar dinero para que nuestros profesores aprendan inglés. Nosotros tenemos un plan muy ambicioso que es suprimir las diputaciones y todos los entes públicos que no sean productivos."
Su hija, lo más importante
Convertido en uno de los líderes políticos más importantes de nuestro país, Albert Rivera tiene claras sus prioridades. Su hija de cuatro años es lo más importante. De la mano de Ana Rosa conocemos el lado más tierno de Albert Rivera. "Lo mejor que puedo hacer en la vida es dar un paseo con ella, jugar, ir a la playa... La echo de menos porque puedo estar pocas horas con ella. La tarde que tengo con ellas es lo más sagrado que tengo en mi agenda, aunque hay veces que hay cosas que le superan porque estás de viaje en otra ciudad. Con su madre tengo buena relación y somos flexibles", dice Rivera, que quiere que su hija estudie en un colegio de mentalidad abierta. "Me gustaría que estudiara en catalán, castellano e inglés. Yo hablo con ella en catalán y su madre también."
El agua, su pasión
Al margen de su vocación políltica, Albert tiene otra gran pasión: el agua. Durante 16 años, Albert dedicó su vida a los deportes acuáticos. "Aprendí a nadar con 3 ó 4 añitos en el Barceloneta, cuando vivía en el barrio. He estado 16 años en el agua, 8 de natación y 8 de waterpolo", dice Rivera, que reconoce que sigue yendo a su antiguo barrio con asiduidad. "Vengo mucho por aquí porque es mi zona de ocio y desconexión. Tengo el gimnasio aquí y como viene mucho turista me conocen menos."
La sede, en primicia
Tras la charla por Barcelona, Ana Rosa tiene el privilegio de acompañar a Albert Rivera en su primera visita a la sede de Ciudadanos. "Hace poco alquilamos esta sede electoral y no sé ni por dónde entra." Una frase de Víctor Hugo preside la entrada. "No hay nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo." Eso es lo que le ha pasado a Ciudadanos. "Ha llegado nuestro tiempo, estamos en el lugar adecuado y en el momento adecuado", dice Rivera antes de reunirse con su equipo en su recién estrenada sede. Descubrimos ahí al Rivera más práctico. "La había utilizado el Barça y pensamos que si cogíamos una sede que ya estaba arreglada solo habría que cambiar los colores y habría que gastar menos dinero."
Primera reunión en la sede y Ana Rosa ocupa un lugar privilegiado al lado del líder de Ciudadanos. "Yo creo que hay que pensar en el 28 de septiembre. Hay que intentar que no haya mayoría separatista y creo que lo podemos lograr si la gente va a votar. Si la gente se queda en casa no hay nada que hacer porque el separatismo gana cuando se queda en casa. No es normal hablar de la independencia y no de la educación y la sanidad", dice Rivera, que ha criticado la postura de Mas de ponerse el número cuatro en la lista. "Ha sido muy valiente. Si sale bien soy presidente y si sale mal la culpa es de este hombre que han puesto", dice Rivera.
Su visión de sus rivales
A tres meses para las elecciones generales, pregunta obligada. ¿Cómo ve Albert Rivera a sus rivales? Albert es sincero. "Rajoy habrá hecho cosas bien y cosas mal pero creo que se acaba una etapa en España y creo que lo saben en su partido. Creo que estamos ante una nueva era que necesita nuevas ideas, innovación , valentía...", dice Rivera, que asume todo lo que conllevaría convertirse en Presidente del Gobierno. "Yo no me veía ni en política pero asumo que si soy presidente a lo mejor esta reunión se hace en Moncloa."
Albert y Pablo. Son los líderes de los dos partidos que podrían romper el bipartidismo y ambos comparten su deseo de cambiar España. Sin embargo, mas allá de eso no parece que tengan mucho en común. "Subirle los impuestos a la clase media y machacarles, controlar los medios de comunicación públicos, que la justicia no sea independiente... Para eso no hace falta que venga Pablo Iglesias."
Por último Pedro Sánchez, para quien tiene un reproche. "Yo solo le reprocho una cosa a Pedro Sánchez y el PSOE que para gobernar España tienes que hacerlo con gente que no quiera romper España", dice Rivera, que tiene claro con quien no pactaría. "Yo no pactaría con los que quieren romper mi país."
"Tras 40 años trabajando, mi padre se ha visto con una mano delante y otra detrás"
La complicada situación económica que viven muchos españoles es una de las prioridades para Albert Rivera. "Siete millones y medio de españoles trabajan y no llegan a final de mes. Eso es una pérdida de poder adquisitivo importante del trabajador medio. Tienes que incentivar el contrato", dice Rivera, que conoce muy bien esta situación. "No puede ser que mi padre esté sin trabajar y pagando 300 euros. Mis padres han cerrado su negocio después de casi 30 años. Mi madre, un año antes de cerrar, montó con mi tía una tienda de comida para llevar y les da para sacarse un sueldo. Mi padre ha empezado a trabajar en cosas temporales y en cositas que salen. Con 63 años después de trabajar más de 40 años, de ser autónomo, después de todo eso te ves con una mano delante y otra detrás y a buscar trabajo."
Fin de la jornada. Ana Rosa y Albert Rivera llegan a la estación para poner rumbo a Madrid. Allí, Albert seguirá trabajando. "Ahora tengo mi familia aquí y el trabajo en Madrid", dice Rivera.