Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La testigo protegido del caso Torbe: "El sexo con futbolistas no fue consentido"

Forzadas, coaccionadas y amenazadas. Así estaban las testigos protegidas que vivieron durante los meses que estuvieron sometidas a Torbe. 'El programa de Ana Rosa' ha tenido acceso a la declaración de dos de ellas, una menor de edad. "Me decía que si abría la boca o hacía cualquier gesto o llamada haría daño a mi familia", ha dicho una de las jóvenes, que ha confirmado al juez los nombres de los futbolistas al juez y que el sexo con ellos no fue consentido. 

Durante seis meses, la testigo protegido estuvo sometida al yugo de Torbe. 'El programa de Ana Rosa' ha tenido acceso en exclusiva a la declaración de una de las testigos protegidos de caso. "Me dijeron que era una oferta de trabajo pero no me lo detallaron. Me dijo que tenía que hacer webcam y escenas. Me hacía falta el dinero y él me dijo que me ponía una máscara y una peluca y que no me reconocería nadie", ha relatado esta testigo, que sin dinero, se quedó a vivir con Torbe durante seis meses. "Solo salía de la casa con él. Tenía que estar las 24 horas del día haciendo webcam, sin poder realizar comidas normales. Torbe me tenía amenazada. Me decía que si abría la boca o hacía cualquier gesto o llamada haría daño a mi familia", dice esta testigo. "Me obligó a realizar escenas y actos sexuales con él y me obligó a participar en los siete bukkakes que hice con más de 50 hombres", dice la testigo, que solo cobró los dos primeros meses y que no fue capaz de pedir ayuda por miedo. "Me insistió en hacer más bukkakes, rodar más escenas con más hombres y a prostituirme con personas famosas. Me hizo rodar una escena en la que fui vejada, humillada, insultada y amenazada. Me decía que iba a ir a por mi familia. Yo no quería seguir trabajando y quería irme", relata la testigo. Ante ese no, la reacción de Torbe fue violenta. "Me tiró en la cama, me quitó la ropa y abusó de mí".
"El sexo con futbolistas no fue consentido"
David de Gea ha negado su implicación en el escándalo Torbe pero la testigo protegido relata todos los detalles dando nombre y apellidos. "Iker Muniain, Isco y de intermediarios David de Gea", dice la testigo protegido en su declaración, a la que ha tenido acceso en exclusiva 'El programa de Ana Rosa'. "La otra chica se quedó en la planta de abajo con el otro futbolista y yo me subí con uno de ellos arriba. Entonces nos hicieron desnudarnos, nos pusieron de rodillas y empezaron a p... ", relata la testigo, que asegura que los futbolistas las advirtieron de que no hablaran. "Los futbolistas nos dicen que cuidado con sacar ningún tipo de fotografías y cuidado con decirle eso a nadie", dice la testigo, que ha asegurado que los futbolistas la agredieron y que las relaciones sexuales no fueron consentidas. Además, la testigo ha aclarado que tras el encuentro con los futbolistas se puso en contacto con uno de ellos para tener pruebas para el día que se atreviera a denunciar. 
El desgarrador testimonio de la menor de edad que acusa de abusos a Torbe
Desgarrador. Así es el testimonio de la menor de la que supuestamente abusó Torbe. La hicieron creer que ganaría dinero fácil y rápido pero todo era una excusa para introducirla en el negocio del sexo. "En un bar, una chica me dio un número de teléfono. Llamé y me dijeron que me metiera en una página web para un trabajo. Tenía que mandar dos o tres fotos desnuda", relata esta menor. "En ese momento yo me desentendí porque al volver a meterme en la página me arrepentí de haberlo hecho", dice la testigo. Ahí comienza su calvario. "Torbe me llama y me dice que quiere tener una cita conmigo. Que solamente por ir me van a dar 200 euros y me vinieron a recoger al instituto". Ya en el piso le dan de beber una botella supuestamente de agua. "Le digo que quiero que borre las fotos que no quiero seguir con ese tema. Se planta y me dice que no, que lleva las riendas y me dice que tiene que ser lo que él dijera".
Asustada, accedió a las peticiones de Torbe. "Me dijo que teníamos que grabar un vídeo. No me sentía mareada, me sentía como con mucha vitalidad y como que hacía lo que me dijeran. Me da unas medias, una camiseta y no sé si unas bragas. Estaba como en shock. No asimilaba lo que pasaba. Lo grabamos y me penetró", dice la joven. "Tenía mis fotos y el vídeo y tenía miedo de que se hiciera público". Dos días después Torbe vuelve a llamarla. "Me dice que tenemos que grabar otra vez y que tiene que ser con él y la otra chica. Consumimos una botella de agua. Empezamos y luego se unió él. Me ataron las manos, le dije que me hacía daño. Me pagó, el primer día que estuve con él 200 ó 250 euros y el segundo día también".
La menor que acusa a Torbe: "Quería que tuviera relaciones sexuales con futbolistas"
¿Cómo captó Torbe a la menor que le ha denunciado por abusos? 'El programa de Ana Rosa' ha tenido acceso a la declaración de la menor que ha relatado al juez cómo se enteró de lo que estaba pasando y cómo logró que grabara varios vídeos. "Me llama una amiga mía, estábamos en el recreo, y me dice que había salido un vídeo mío. Cuando lo veo llamo a Torbe y le empiezo a llamar de todo. Le cuelgo y me vuelve a llamar ofreciéndome 25.000 euros si yo no decía nada", dice la joven. "En el vídeo salgo levantándome la camiseta del Athletic y enseñando los pechos. Me dijo que se lo iba a pasar a los jugadores porque supuestamente tenía una buena relación con ellos y quería que yo mantuviera relaciones sexuales con algún futbolista. Me dijo que la próxima grabación sería haciendo un bukkake y un 'Hole glory'. Ahí fue cuando me planté y dije que no querí seguir y que no iba a hacer un bukkake con 60 tíos", dice la joven, que tenía mucho miedo. "Te amenazaba y te decía que iba a enviar tus vídeos a tus padres y a tu familia por correo. Yo no me daba cuenta de que cada vez se iba haciendo más gordo", ha dicho la menor al juez. 
Nerviosa, con la voz temblorosa y al borde de las lágrimas. Así fue la declaración de la menor que es testigo en el caso Torbe y que ha confesado que necesita tratamiento psicológico para superar las secuelas. "En mi cabeza ha cambiado algo. Yo me miro en el espejo y no me miro como me miraba antes", ha dicho la menor. "No tenía constancia de que iba a ser eso. Pensaba que iba a ser un trabajo haciéndome fotos pero nunca me imaginé que iba a ser así. Yo no quería, luego me arrepentí", dice la joven, que ha explicado por qué accedió al chantaje. "Se veía que era yo", dice la menor, que tras estas palabras se rompe y no puede continuar con la declaración.