Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Torbe asegura que su negocio era legal: "Cuando se firma hay un mutuo acuerdo"

Nervioso, con los grilletes aún puestos y moviendo las manos compulsivamente. Así afronta Torbe su declaración ante el juez. "Todo esto me supera. Estoy consternado. Estoy en estado de shock. No me esperaba algo así". Esas son las primeras palabras de Torbe en los juzgados. "La mayoría de las cosas están basadas en mentiras", dice Torbe, que también defiende a su socio ucraniano de las acusaciones. "Mi socio ucraniano es amigo del alcalde de Kiev y una persona bastante respetable y con ganas de hacer proyectos. Hicimos un proyecto juntos y trajimos actrices. Trajimos unas 30 actrices y se han quejado dos. Piden dinero también. Se me acusa de trata de blancas y eso está relacionado con la prostitución y mi negocio no tiene nada que ver con la prostitución, es simplemente pornografía", dice Torbe, que dice que su secretaria, Mila, hacía las labores de traductora y daba todo tipo de atenciones a las chicas. En su declaración ante el juez, Torbe asegura que todo era legal. "En el momento que firma, esas escenas que yo ruedo o las fotos aparecen en la web y no hay ningún problema porque hay un mutuo acuerdo", dice Torbe, que también niega el delito de blanqueo de capitales. "Si yo quisiera blanquear dinero lo sacaría fuera del país pero el dinero bueno, el grande, va a la cuenta española de mi empresa española"