Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Torbe: "Los futbolistas sólo querían conocer chicas, ellas podían hacer lo que quisieran"

Dos meses después de ingresar en prisión, Torbe ha vuelto a pronunciarse. Lo ha hecho a través de una carta enviada a su amiga María Lapiedra. "Alguien de la policía tiene muy mala leche. Han ordenado mi ingreso en prisión sin fianza... ¡Estoy alucinado con todo lo que se cuenta en vuestro progra! No he cometido ninguno de los tres delitos de los que se me acusan. Puedo demostrar mi inocencia",le ha dicho Torbe a su amiga, a la que le confiesa que las chicas solo buscaban dinero. "Me arrepiento de haber trabajado con chicas que no son serias. Solo querían mi dinero. Venían a trabajar y después de cobrar me pedían que retirase las imágenes de la web. Las cosas no funcionan así. A las chicas que me han denunciado decirles que cuando salga de la cárcel las denunciaré. Voy a por todas". Respecto a la chica ucraniana, Torbe asegura que sabía a lo que venía. "Acabó vomitando y llorando por la dureza de la misma escena. Ella tenía un pack: vuelos más tres bukakes, 9.000 euros. Sabía perfectamente lo que tenía que hacer. Se le pagaron únicamente 3.000 euros porque solo grabó un bukake. La escena salió mal y decidimos no grabar más con ella", dice Torbe, que asegura que esta trama le ha hundido. "Me han jodido la vida. Ahora buscas mi nombre en internet y aparezco como un monstruo". De su socio, Torbe no tiene ninguna duda. "Creo que Boris no me ha traicionado. No ha hecho nada malo. ¿Es delito tener dinero fuera de España? Si tengo que pagar por algún delito lo haré pero yo no estaba cuando se grabó la escena con los 90 hombres". Finalmente, sobre los futbolistas Torbe asegura que nunca se presionó a las chicas. "Hay muchos más jugadores pero ni la policía quiere saber sus nombres. Ellos solo querían conocer a chicas. Ellas eran libres de hacer lo que quisieran con ellos".