Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nieves: "Cuando le conté mi caso a la Princesa me dijo que eso no podía ser"

A menos de 24 horas de ser desahuciada junto a sus hijos menores de edad, Nieves tiene una pequeña esperanza de que se paralice el desahucio. Gracias a la Princesa Letizia, esta mujer, que sufrió malos tratos y que vive en una casa de sus exsuegros porque así lo dictaminó el juez en la sentencia de divorcio, podría no ser desalojada. "Le dije que necesitaba que me ayudase judicialmente porque no tenía medios para llevarlos al Supremo. Me dijo que eso no podía ser", ha dicho Nieves, que hace unos días recibió una carta del secretario de la Princesa comunicándole que habían trasladado su caso al Ministerio de Justicia.

Nieves no ha perdido la esperanza de poder permanecer en su casa junto a sus dos hijos menores de edasd. A punto de ser desahuciada, Nieves ha recibido una carta del secretario de la Princesa de Asturias, que ha transmitido al Ministerio de Justicia su caso para que sea estudiado.
La Princesa Letizia se ha involucrado de lleno en su caso, que conoció de primera mano en un comedor social a comienzos de año. "A mediados de enero fui al comedor social y me encuentro con la Princesa. Le pregunté si podía hablar con el ella, me dijo que sí. Hablamos media hora, me dijo que le explicara un poco el caso y le dije que necesitaba que me ayudase judicialmente porque no tenía medios para llevarlos al Supremo. Me dijo que eso no podía ser y me dio una tarjeta con el correo y que se lo explicase todo", ha dicho Nieves, que no comprende que los abuelos de sus hijos quieran echar a los pequeños de la única casa que tienen.
"Una ley dice que si el padre es insolvente son los abuelos los que tienen que ayudar a los niños"
Los abuelos de sus hijos están a punto de echarles de la casa que el juez dictaminó que les correspondía a los niños después de que Nieves y su marido se separaran a causa de los malos tratos. "Una ley dice que si el padre es insolvente son los abuelos los que tienen que ayudar a los niños", ha dicho Nieves, que a  pocas horas de ser desahuciada ha pedido un camión de mudanza para poder meter sus cosas.